Padres y familiares de los 43 estudiantes claman justicia hoy, justo a cinco años de los hechos. Foto: CUARTOSCURO
Actual comisión para el caso de los 43 normalistas desaparecidos indaga participación de policías y militares

CDMX.- Hoy jueves se cumplen cinco años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en Iguala, un suceso que parece haber tomado dos caminos diferentes: el de la verdad y el de la justicia. En este momento, serían alrededor de 10 líneas de investigación las que están sobre la mesa de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia que retomó el caso.

Entre éstas destacan las relacionadas con los policías municipales de Huitzuco, la omisión de la Policía Federal, la participación de policías estatales y ministeriales de Guerrero, la responsabilidad del exgobernador Ángel Aguirre y el Ejército, y el trasiego de droga del grupo Guerreros Unidos en una ruta que va de Iguala a Chicago.

Fuentes consultadas por El Universal indicaron que las investigaciones realizadas por la comisión arrojaron indicios sobre la posibilidad de que los estudiantes estén en poblados como Iguala, Huitzuco, Tepecoacuilco, y en las comunidades Mezcala y Carrizalillo, del municipio Eduardo Neri.

Aun así, estos datos no son definitorios y deben corroborarse.

NUEVA ESPERANZA

Santiago Aguirre, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), destacó la labor que ha realizado el organismo que investiga el caso en sus nueve meses de funcionamiento.

“Estamos llegando a los cinco años con una nueva comisión que da esperanza, pero al mismo tiempo con rezagos que dan cuenta de que no todas las instituciones están alineadas en este esfuerzo”, declaró Aguirre.

“Estamos más cerca de conocer la verdad... cada vez es más difícil remontar las consecuencias jurídicas de una mala investigación, también creo que aún es tiempo de castigar a los responsables”.

RECLAMO>  Los padres acusan a la Fiscalía General de la República (FGR) de lenta reacción y a la actual FGR de tener elementos  que construyeron la versión del basurero de Cocula.