Supervisa. El Alcalde de Saltillo recorrió las áreas de trabajo, donde se construye el nuevo inmueble municipal. CORTESÍA
También se informó que los trabajos de esta adecuación están en su última etapa, por lo que concluirán en aproximadamente dos o tres meses

El alcalde de Saltillo, Manolo Jiménez, supervisó los trabajos de adecuación del inmueble que servirá de oficinas administrativas municipales, que se ubica en el cruce de Presidente Cárdenas y Purcell, proyecto que cuenta con el respaldo del gobernador Miguel Riquelme.

Jiménez Salinas señaló que este nuevo espacio, donde antiguamente estaba el Imarc, ahora es de todos los saltillenses y servirá para albergar diversas áreas de la administración municipal.

“Esto va a permitir que desfoguemos algunas áreas de Presidencia Municipal para darle un mejor servicio a nuestra gente y ahorrarnos algunas rentas”, explicó el Alcalde.

Detalló que para la adecuación de este inmueble se invierten 40 millones de pesos, sin embargo, al contar con un espacio propio, ahora se tendrán importantes ahorros en arrendamientos.

A BUEN RITMO

La Dirección de Infraestructura y Obra Pública dio a conocer que los trabajos marchan en tiempo y forma, y a la fecha se tiene un avance del 88 por ciento en el proyecto.

También se informó que los trabajos de esta adecuación están en su última etapa, por lo que concluirán en aproximadamente dos o tres meses.