Foto: Cuartoscuro
Las asignaciones que ya se encuentran produciendo aportan apenas 1.98 y 3.6% de la producción nacional de crudo y gas, respectivamente

Los 107 contratos de exploración y extracción firmados tras las rondas petroleras de la pasada administración aportaron al Estado 3,106 millones de dólares, equivalentes a 59,269 millones de pesos en el 2017 y el 2018, reportó el Centro Nacional de Información de Hidrocarburos (CNIH) de la Comisión Nacional de Hidrocarburos. En tanto, los contratos que ya cuentan con producción en los que están involucrados privados aportaron 1.98% de la producción nacional de crudo y 3.6% del gas nacional.

Y es que en el promedio del primer mes del año los contratos aportaron 71,195 barriles diarios de crudo en promedio, es decir, 4.3% de la producción nacional que se ubicó en 1 millón 621,664 barriles por día.

Sin embargo, 12,606 barriles por día correspondieron al campo Ek y 26,590 barriles diarios al campo Balam, que opera únicamente Petróleos Mexicanos (Pemex) en la modalidad de producción compartida sin socio, con lo que estos dos contratos que migraron de asignaciones de la estatal aportaron 39,196 barriles diarios de petróleo, es decir, 55% de la producción reportada a partir de contratos.

Así, los contratos petroleros de campos que ya tienen producción en México que involucran privados aportaron en el mes de enero una producción promedio de 31,999 barriles por día, equivalente a 1.98% de la extracción nacional de petróleo.

Cabe señalar que aunque en un año la producción nacional de petróleo disminuyó 14.8%, luego de que se produjeron 283,628 barriles menos que en enero del 2018 al cuantificar también las asignaciones de Pemex, la producción de los contratos privados se incrementó en 3.3 veces en el mismo lapso, al añadirse 22,500 barriles por día al acumulado nacional. A partir de que inició operaciones el primero de estos contratos, en mayo del 2016, la producción por parte de privados ha aumentado 22 veces.

Gas natural

En tanto, de 4,625 millones de pies cúbicos de gas que el país produjo durante enero, los contratos aportaron 175.951 millones de pies cúbicos diarios, es decir, 3.8% de la extracción nacional. De igual forma, entre estos contratos, el CNIH incluye a los campos en aguas someras Ek y Balam, que opera de manera exclusiva Pemex y cuya aportación fue 0.779 millones de pies cúbicos en el caso de Ek y de 7.6 millones de pies cúbicos en el caso de Balam, lo que implica que juntos lograron sólo 4.7% de la extracción gasífera a través de contratos.

De ahí que los privados en los nuevos contratos hayan llegado a una extracción de 167.572, que representó 3.6% de la producción nacional de gas natural.

En comparación con el primer mes en que reportó producción un contrato privado (mayo del 2016) la extracción de gas mediante estos contratos ha aumentado 5.2 veces y en enero los privados registran un incremento de 3.1 veces en su extracción de gas, mientras que el promedio nacional cayó 5.1 por ciento en el mismo lapso.

 

Aportaciones al Estado

Del total de aportaciones por parte de contratistas a favor del Estado mexicano que reportó el CNIH para los últimos dos años, 46% (1,346 millones de dólares) fue recibido por el Fondo Mexicano del Petróleo y el restante 54% (1,671 millones de dólares) fueron transferencias a favor de Pemex.

Las aportaciones al Estado de contratos representan aproximadamente 32% de la recaudación del IEPS de gasolinas y diesel en el 2018, cuya cifra alcanzó 187,666 millones de pesos, detalló el CNIH.

Los ingresos al Fondo Mexicano del Petróleo por pagos de contratos se dividen en contraprestaciones por 575 millones de dólares (40%) y bonos a la firma por 860 millones de dólares (60%).

Las transferencias a Pemex por 1,671 millones de dólares se componen de 885 millones por bonos de desempate y 786 millones de dólares por las aportaciones iniciales establecidas en las Asociaciones de Trion, Cárdenas-Mora y Ogarrio.