Foto: Especial
El consejero consultivo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y asesor de organismos de la sociedad civil en México sobre el tema, Michael Chamberlin, hizo una manifestación en la misma tesitura que otros organismos civiles, pronunciando que la reposición de la votación para la dirigencia de la CNDH

El consejero consultivo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y asesor de organismos de la sociedad civil en México sobre el tema, Michael Chamberlin, hizo una manifestación en la misma tesitura que otros organismos civiles, pronunciando que la reposición de la votación para la dirigencia de la CNDH en el Senado, no repondrá las malas prácticas que se utilizaron durante todo el proceso.

Fue durante la tarde de este martes, cuando el Senado de la República había convocado a la ceremonia formal para el nombramiento de la nueva ombudsperson en el país, Rosario Piedra Ibarra, y frente a una serie de reclamos por parte de la oposición, el titular de la bancada de Morena, Ricardo Monreal, informó que sería repuesta la votación para la designación de la figura.

Desde el proceso de presentación de la terna, esta sería la cuarta vez que el Senado de la República hace la votación para otorgar el máximo puesto vigilante del cumplimiento de los Derechos Humanos en México, en medio de la insistencia de organismos de la sociedad civil por una CNDH autónoma y separada de los intereses del Gobierno en turno.

En ese sentido, Michael Chamberlin, quien fue uno de los finalistas a ocupar el cargo,  recordó que los reclamos de los organismos de sociedad civil, se han presentado inmediatamente después de que la junta de coordinación política del Senado irrumpiera en el proceso de las Comisiones imponiendo una terna a la CNDH sin mencionar cuáles son los méritos de las tres personas que compitieron por el cargo.

“Eso ya pone una duda sobre si se está eligiendo a la mejor persona para este importante puesto o si se está eligiendo por intereses de Grupo”, expresó.

Al mismo tiempo, Chamberlin, dice que la propia ley de la CNDH impone que para cómo ha ido el proceso, ya se podría proponer una nueva terna; aunque en estos momentos, el Senado únicamente ha anunciado que se repondrá la votación con los mismos integrantes que han participado hasta ahora como lo son Rosario Piedra Ibarra, Jesus Orozco y Arturo Peimbert.

“Esto no repara el daño que se ha ocasionado hasta ahora en el proceso; no es suficiente. Pero hay una oportunidad de reponer el proceso desde el momento en que se vició; ahora sí que haya una terna donde se explique cuáles son los méritos para proponerla”, expresó.

Dijo, que hasta estos momentos, los organismos civiles –entre los cuales se han pronunciado a su favor como lo son los colectivos de búsqueda de desaparecidos- no han sido nuevamente contactados nuevamente para consultar el proceso, pues actualmente ya está en el pleno, ni tampoco se prevé en el procedimiento que se les vuelva a llamar.

“Ya es un proceso que está en los senadores. Debemos estar observantes; nos hemos quejado mucho de que la CNDH ha dejado mucho que desear frente al problema de las violaciones graves a los derechos humanos en el país y por eso se vuelve relevante la discusión; si termina siendo una persona electa que responda intereses de grupo, nuevamente tendremos una institución omisa, y hoy necesitamos una CNDH que sea capaz de enfrentar la problemática y tenga credibilidad y mucha legitimidad para hacerlo”, manifestó.