Violento. El operativo realizado por elementos de la DOE se extendió a comercios y gasolineras.
Agreden agentes a 66 personas y allanan comercios para los arrestos

MANAGUA, NIC.- La Policía de Nicaragua utilizó ayer la violencia contra opositores que intentaban manifestarse para pedir la liberación de cientos de presos políticos, y arrestó a 66 personas, incluidos personajes reconocidos.

Aun así, las fuerzas policiales no pudieron evitar las protestas contra el presidente Daniel Ortega.

Las acciones de la Policía nicaragüense buscaban impedir una marcha convocada por la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco para exigir la libertad “incondicional y absoluta” de las personas arrestadas por protestar contra Ortega.

Agentes de la Dirección de Operaciones Especiales (DOE), un cuerpo élite de la Policía Nacional, capturaron a unas 66 personas previo a una manifestación, incluidos periodistas, líderes opositores, una exguerrillera sandinista y un exministro de Educación, informó la Unidad opositora.

Entre los capturados estaban el exministro de Educación Humberto Belli, la exguerrillera sandinista Mónica Baltodano, la líder opositora Ana Margarita Vigil, y la veterana periodista Marlen Chow, quienes además fueron golpeados por la Policía, detalló la Unidad.

También fueron capturados el líder estudiantil Max Jerez, la constitucionalista Azahalea Solís, y la dirigente feminista Sandra Ramos, miembros del equipo de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

La represión a los críticos del Gobierno se da justo cuando participan en negociaciones con el Gobierno para encontrar una salida a la grave crisis sociopolítica que vive el país.

Las detenciones, realizadas por policías y personas de civil, ocurrieron de forma violenta e incluyeron disparos; además, decenas de agentes ingresaron a establecimientos comerciales privados cerca del centro de Managua para capturar a manifestantes, según diversos testimonios.