Tomada de Internet
La CNDH reprobó el asesinato de cinco mujeres indígenas que fueron calcinadas en un vehículo en el municipio de San Juan Mixtepec, Oaxaca.

La CNDH reprobó el asesinato de cinco mujeres indígenas que fueron calcinadas en un vehículo en el municipio de San Juan Mixtepec, Oaxaca, y pidió medidas cautelares para los familiares así como para el testigo sobreviviente.

Los hechos ocurrieron el sábado cuando la camioneta en la que viajaban fue emboscada por un grupo de personas que luego prendieron fuego al vehículo, muriendo en el lugar seis indígenas.

El organismo que encabeza el ombudsman nacional, Luis Raúl González, envió un oficio al secretario general de Gobierno, Héctor Anuar Mafud Mafud, y al Fiscal General, Rubén Vasconcelos Méndez en la que se solicita de manera inmediata las medidas cautelares.

Además pidió que se integre debidamente la carpeta de investigación para dar con los responsables, presentarlos ante la justicia y reciban la sanción que conforme a derecho procede, para que en este caso no haya impunidad y se evite la repetición de hechos similares.

“De igual manera, se les solicita que las acciones que emprendan estén debidamente coordinadas con las instituciones estatales facultadas y competentes, con el fin de que se otorgue apoyo psicológico, asesoría y acompañamiento a los familiares de las mujeres fallecidas, a los del sobreviviente y a los testigos de los hechos”, dijo.

Reiteró que reprueba todo acto de violencia y que un caso como el mencionado es de gravedad, por lo que se debe salvaguardar la protección de los derechos humanos de los familiares de las mujeres fallecidas y de la persona herida que se encuentra en hospitalización.