Foto: Especial
En la entidad durante 2017 se ubicaron 43 tomas clandestinas, un año antes fueron 29; aun así, es la menos afectada del norte del país

Las tomas clandestinas detectadas en Coahuila por parte de Petróleos Mexicanos, las cuales son usadas para el huachicoleo, han aumentado 48 por ciento en comparación con los dos últimos años; pese a ello es el Estado menos afectado del norte del país. 

Según cifras oficiales de la empresa productiva del Estado que fueron presentadas este fin de semana, en la entidad se contabilizaron 43 tomas clandestinas. 

Esto contrasta con las 29 halladas durante 2015 y 2016, así como en 2014 cuando fueron ubicadas 40. 

A partir de 2011, la entidad vivió un boom en investigaciones por este tipo de delitos al registrarse 130 por ciento más que un año previo. 

Luego en 2012 tuvieron un ligero declive, pero en 2013 se reportó el mayor número de tomas clandestinas en los últimos 11 años, al investigarse 68 casos. 

Crece a nivel nacional; el norte sufre más 

En una cifra similar a Coahuila, el número de tomas clandestinas creció 50.77 por ciento a nivel nacional, sin embargo, entre los estados fronterizos tuvo un crecimiento aún más pronunciado. 

Sonora tuvo una variación al alza de 506 por ciento por estas tomas clandestinas, seguido de Chihuahua con 304%, Tamaulipas, 272%; Nuevo León, 216%; y Baja California con 108 puntos porcentuales. 

En total de tomas clandestinas, los líderes fueron Guanajuato con mil 852, Puebla con mil 443, Tamaulipas con mil 100. 

A inicios de este año, Pemex resolvió que los daños por huachicoleo debían ser reservados por 5 años, al alegar motivos de seguridad.