Sistema Cutzamala. La suspensión del abasto de agua en CdMx colocó sobre la mesa el asunto una vez más. Foto : Especial
Pese a su importancia en el País no se sabe a cuánto ascienden las reservas hídricas o cómo funcionan

CDMX.- En México, pese a su importancia como un recurso estratégico de primer orden, no se sabe a cuánto ascienden las reservas hídricas y también se desconoce cómo funcionan los mantos subterráneos de agua y cuáles son las mejores prácticas para su manejo y conservación, destacan científicos y autoridades.

La suspensión del abasto en la Ciudad de México a principios de este mes, a consecuencia de las reparaciones del Sistema Cutzamala, colocó sobre la mesa el asunto una vez más. José Joel Carrillo Rivera, ingeniero geólogo del Instituto de Geografía de la UNAM, subraya: “Hay que recordar que 97% del agua que tenemos es la que está en el subsuelo, entonces se trata de saber cómo funciona el agua subterránea y desgraciadamente ese tema no está muy incorporado en los esquemas de gestión a nivel nacional”.

Como ejemplo, expone el caso del acuífero de la Zona Metropolitana de la CDMX, que sólo se ha estudiado en una parte mínima. “En términos estrictos, tal vez se han evaluado 400 metros de profundidad, pero abajo hay más de 4 mil y para los lados todavía faltan 30 o 40 kilómetros alrededor de lo que es la capital, estamos fuera de contexto de lo que es evaluar un acuífero, porque lo que estamos haciendo es un balance; sin embargo, sigue sin decirte cómo funciona.

“Es necesario cubrir ese vacío, porque nos permitiría saber cuál es la relación entre el agua subterránea y el resto de los componentes ambientales, estoy hablando del suelo, de la vegetación, de los ecosistemas en sí y en el caso de humedales, los de las zonas costeras y los problemas en la calidad del agua”, asegura Carrillo Rivera, coautor de una iniciativa de ley para la regulación de las reservas del subsuelo que se presentó al Congreso de la Unión el año pasado.

TIENE LA CONAGUA 653 ACUÍFEROS REGISTRADOS

Los acuíferos son formaciones geológicas que almacenan agua del subsuelo. Según establece el Atlas del Agua en México 2017, de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), cada año el país recibe mil 449 millones 471 mil metros cúbicos en forma de lluvia. De esta cantidad, se considera que 72.5% se evapora y regresa a la atmósfera; 21.2% escurre por ríos y arroyos, y 6.3% se filtra al subsuelo de forma natural, lo que ayuda a la recarga de los mantos freáticos. La Conagua tiene registrados 653 acuíferos y al finalizar 2016 se publicó su disponibilidad, así como datos generales.