Imagen del rescate de los cubanos. Foto: AP
En pocas horas, el crucero subió a bordo a las 23 personas a unos 210 kilómetros (130 millas náuticas) de la Península de Yucatán, en México

La Guardia Costera de Estados Unidos se coordinó con un crucero para rescatar a 23 personas que llevaban días a la deriva en el Golfo de México, informó la dependencia en un comunicado.

De acuerdo con el texto, 22 cubanos emprendieron un viaje en una lancha de madera desde Cuba hacia México, pero su motor dejó de funcionar y quedaron a la deriva durante tres días. Un cubano-mexicano los subió a su bote deportivo de pesca, pero luego sufrió una falla en los motores y el grupo pasó otros tres días en altamar.

El servicio de guardacostas indicó que fue contactado el domingo en la mañana por el hermano de uno de los cubanos. Además de iniciar su búsqueda del bote pesquero, la Guardia Costera alertó al crucero Carnival Fantasy.

Los vigilantes alertaron al crucero, que regresaba a Mobile, Alabama, y dirigieron el lanzamiento de un avión de búsqueda de la Guardia Costera. La tripulación del avión no encontró a nadie y regresó a la base.

Se lanzó otro avión para buscar una tercera ubicación, y se encontró el barco y los pasajeros.

En pocas horas, el crucero subió a bordo a las 23 personas a unos 210 kilómetros (130 millas náuticas) de la Península de Yucatán, en México.

Dos de las personas rescatadas sufrían problemas de salud menores y recibieron atención del personal médico del crucero.

Las 23 personas serían transferidas el martes a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).