Liberan. Policías encontraron a un joven encerrado en un hoyo, con los pies encadenados y con un grillete en el cuello.
En lo más espeso del Cerro Colorado, una región selvática e indígena del municipio de San Pedro Soteapan, un campesino escuchó gritos de auxilio.

CDMX.- En lo más espeso del Cerro Colorado, una región selvática e indígena del municipio de San Pedro Soteapan, un campesino escuchó gritos de auxilio. 

Caminó y encontró un montículo de tierra, con dos costales de gravilla y unas maderas encima, el grito de “auxiliooo” se hacía más fuerte. Eran las 14:00 horas, el campesino vio a un muchacho bañado en lodo al fondo. Volvió al pueblo Cerro Colorado para llamar refuerzos. 

El número 066 de emergencias recibió la notificación. Acudieron cuatro elementos de la Policía Municipal a la comunidad; un grupo de campesinos los esperaban.

Los oficiales encontraron a un hombre de 25 años metido en un hoyo de un metro de diámetro y 80 centímetros de hondo. Estaba sentado sobre un cubo lleno de concreto.

Además tenía cadenas en cada uno de sus pies, con su respectivo candado; y un grillete en el cuello.
Pasadas las 19:00 horas llegó a la comandancia. 

Con la autorización del Inspector de Seguridad Pública, Ángel Cervantes Hernández, la víctima llamó a sus padres. Uno arribó al lugar cerca de las 23:00 horas se hizo la entrega. El Universal

EL PLAGIO
- Acabó en ese lugar dos días antes. Era el jueves cerca de las 21:00 horas cuando tres muchachos ingresaron por él en su domicilio, en un rancho del municipio contiguo de Acayucan. Uno portaba una pistola tipo revolver con cañón largo, el otro una escopeta y el tercero, quien daba las órdenes, un machete en mano.