Foto: Internet
Ponen condiciones: que esté bajo mando civil, sea temporal y fortalezca a policías; consideran que intervención de las corporaciones podría generar intromisiones

Durante la primera audiencia en la Cámara de Diputados para abordar las reformas a n de crear la Guardia Nacional, 12 gobernadores se manifestaron a favor y uno en contra. Integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) brindaron su aval a la creación de la guardia, pero pidieron al Congreso que sea temporal y bajo su acción se garantice la soberanía de las entidades para mantener el mando de la seguridad pública a nivel local.

“La Guardia Nacional no debe ser una institución clonada de las Fuerzas Armadas ni conducir a una militarización del país. Hay que formar policías, hay que capacitar a los agentes”, expresó el gobernador de Campeche y presidente de la Conago, Alejandro Moreno Cárdenas.

En las audiencias públicas que se inauguraron en la Cámara Baja para analizar la reforma constitucional con la que se pretende crear la Guardia Nacional, Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, señaló que ese órgano debe estar regulado por el sistema nacional de seguridad pública, por un mando civil, pese a que reconoció el valor de la labor de seguridad que realizan las Fuerzas Armadas.

“Si la Guardia Nacional se integra con las policías Militar, Naval y Federal, debe pasar a un mando civil y continuar su proceso de formación, debido a que formar un policía no se hace de la noche a la mañana”, dijo.

En la mesa Seguridad Ciudadana en los Estados, el coordinador de Morena Mario Delgado, señaló: “Sabemos que es un debate entre la ideología, la dura realidad, urgencia, fobias, prejuicios, convicciones, temores, todos válidos, pero lo que no se vale es perder tiempo, porque en esta materia no se cuenta en horas, minutos y segundos, sino en extorsiones, muertos y desapariciones”, dijo.

El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, expuso que la Guardia Nacional “le urge al país”, pero reconoció que este cuerpo militar no resolverá la inseguridad, y demandó al Congreso ser muy puntual en la elaboración de las leyes reglamentarias, particularmente en el diseño de las normas Orgánica de la Guardia Nacional, Sobre el Uso de la Fuerza, y la del Registro de Detenciones.

“La Guardia Nacional como una institución diseñada en el marco constitucional, con la política de seguridad del gobierno federal, debe mantener el respeto a la soberanía de los estados, en las entidades a quienes nos corresponde la competencia originaria de mantener la paz y el orden público”, dijo Francisco Domínguez, gobernador de Querétaro.

En la mesa Federalismo y Guardia Nacional, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, se manifestó en contra de la propuesta al señalar que “el modelo no es entregar en la desesperación el control de la seguridad pública a las Fuerzas Armadas”. El gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, aseguró que la Guardia Nacional debe ser el cuerpo que medie entre las tareas que realizan policías locales y Fuerzas Armadas, es decir, encargarse de la seguridad en instalaciones y zonas estratégicas.