Apoyo. Sociedad civil e iniciativa privada aportaron a la lucha contra las llamas bebidas y alimentos. HÉCTOR GARCÍA
Toneladas de víveres fueron enviadas a los combatientes y afectados por las llamas

Las imágenes del bosque rojo, la tierra muerta, los predios cubiertos por una alfombra de ceniza, animales malheridos, pinos secos y los árboles marchitos por el fuego voraz; el llanto de la pérdida, la tragedia y la valentía de quienes enfrenta las llamas despertó entre el pueblo la solidaridad que hace tiempo no se sentía.

El recuerdo de la vivencia más reciente en la serranía de Arteaga y su aprecio a la naturaleza, llevó a cientos de coahuilenses a colaborar con agua embotellada, bebidas rehidratantes, naranjas, mandarinas y manzanas, así como alimentos no perecederos en más de una docena de centros de acopio habilitados para el desastre ecológico que hoy aqueja al Pueblo Mágico.

Incontables toneladas de víveres fueron transportados a la base militar y de brigadistas en las inmediaciones del camino hacia la Pinalosa y los albergues habilitados en el Ejido Los Lirios, donde serían distribuidos para las familias damnificadas y los más de 700 brigadistas que se internaron día a día en la Sierra.

Aunque una gran parte de los benefactores que abastecieron los centros de acopio oficiales del Patronato de Bomberos Saltillo durante las primeras horas de su instalación pertenecían a colectivos ecologistas, eco friendly, montañistas, cabañistas y demás visitantes frecuentes a la Sierra, el pueblo coahuilense, la iniciativa privada, organizaciones de la sociedad civil e incluso partidos políticos se unieron como uno solo bajo el lema: “Arteaga nos necesita”.

Pues la fascinación por un paseo en el Pueblo Mágico, mojarse los pies en las acequias que corren al interior del bosque, acampar bajo su cielo estrellado o la memoria de su última visita, del disfrutar de un paisaje entre cabañas con olor a oyameles y pino bajo los rayos del sol y un sinfín de vivencias, llevaron al pueblo a convertirse en bienhechores.

Ejidatarios y habitantes de ejidos cercanos al paraje de “La Pinalosa”, compartieron algunos mensajes de preocupación en redes sociales por la situación que enfrentan debido al incendio que inició la mañana del martes y que aún continúa sin ser controlado por brigadistas.

Algunos propietarios de otras cabañas a las que el fuego no alcanzó pusieron a disposición de los afectados y las autoridades su reserva de agua y alojamiento para quienes tuvieron que abandonar sus hogares.

Las muestras de solidaridad, llevaron a cabañistas de Arteaga a destinar las rentas recabadas de marzo al combate del fuego, tal como Mores Ranch, mientras que entre los más activos para el apoyo a los brigadistas se encuentran los visitantes más recurrentes a la sierra como la organización de Scouts Coahuila, que activó un centro de acopio en el Hospital la Rosita.

“Creemos que podemos apoyar trayendo agua y alimentos a quienes sí tienen la herramientas y capacidades para combatir el fuego”, comentó el Jesús Candía, quien arribó con botellas de agua al estadio Madero.

Brenda Manzanares, integrante del Patronato de Bomberos, agradeció la colaboración de decenas de saltillenses unidos a la causa y motivados, de acuerdo a sus comentarios, por el cariño a la zona, la belleza de sus paisajes y los recuerdos en su memoria sobre las vivencias en la Sierra.

Por su parte la directora del Parque el Chapulín, Margarita Alva, destacó que adicional a los productos para hidratar a los brigadistas, son indispensables los productos para proteger y humectar los ojos de los domadores del fuego como las gotas de lágrimas artificiales para que la repercusión del incendio no implique lesiones posteriores.

De forma simultánea en que el fuego consumía la Sierra y su paso toda flora y fauna que la habita, la solidaridad también alcanzó a la iniciativa privada, activando centros de acopio y sumándose al esfuerzo para combatir el incendio no sólo con víveres sino también con herramienta necesaria para los elementos de Guardia Nacional y los “apagafuego”.

Empresas e Instituciones como SIEBER, UAdeC, Canacintra, DIF Coahuila, Coca-Cola, Fundación Multimedios, El Comité Ejecutivo Secc. XII SNTSS Coahuila, Cudant, Vuquet, Mubea, la Asociación De Industriales y Empresarios de Ramos Arizpe, Hospital Muguerza e incluso el sector restaurantero se unieron a la labor recolectando, además de víveres, guantes especiales, machetes de primera entrada, palas, picos, azadones, motosierras, colchonetas y cobijas.