Foto: Presidencia de la República
El WSJ dijo que este domingo pasado "los resultados debilitan al presidente López Obrador y a sus ambiciones de una radical cuarta transformación"

Este lunes, una columna de opinión del diario estadounidense The Wall Street Journal tocó el tema electoral de México y cómo los resultados de este domingo reflejan una especie de control que desean meter los ciudadanos al poder de AMLO y a sus "ambiciones radicales".

En el editorial, titulado "Mexico Checks AMLO’s Power", el WSJ dijo que este domingo pasado "los resultados debilitan a AMLO y a sus ambiciones de una radical cuarta transformación".

Y es que aunque Morena ganó 10 gubernaturas de 15 y tendrá más curules que el resto de los partidos, no conformará por sí mismo una mayoría absoluta (de al menos 251 diputados) para ello deberá hacer alianzas, pero más importante aún: mucho menos podrá configurar una mayoría calificada, necesaria para reformar la Constitución, ni siquiera con el apoyo de los partidos que hasta ahora han sido sus aliados.

Asimismo, el diario subraya que con esta votación, se demostró que los mexicanos prefieren la pluralidad y la democracia por encima del autoritarismo: "El presidente convirtió esta elección en un referéndum sobre su persona, apostando a que el 60% de aprobación que tiene podría sobreponerse a su mala gestión del COVID-19 y a una economía que no ha crecido en dos años. Su promesa de combatir la corrupción aún hace eco en la población".

"Y, aunque la imagen de caudillo de AMLO se ha resentido, tampoco está totalmente debilitado. Sin embargo, su poder ya no va en ascenso, debido a que la carrera presidencial de 2024 ya está en marcha de manera no oficial. Eso significa que cuando califique a los empresarios como 'la mafia', trate de impulsar leyes antidemocráticas o ataque a sus oponentes, ahora encontrará resistencia", expone la columna.

Expone que los mexicanos vivieron 71 años bajo una autocracia represiva, y que "cuando le dieron fin en el año 2000, se comprometieron a la construcción de instituciones y del Estado de derecho. La clase política con frecuencia los ha decepcionado, pero la votación del domingo sugiere que siguen prefiriendo el pluralismo y la democracia por encima del control del hombre fuerte"..

Finalmente el diario recomienda a López Obrador que si quiere dejar un legado de progreso en la segunda mitad de su gestión, el reconocer el mensaje que le envió la ciudadanía mexicana es el punto de partida.