ARCHIVO
Puente Sánchez abandonó la prisión preventiva dos días antes de que fueran cerradas las instalaciones, luego de que sus abogados comprobaran ante un juez que sí tiene un domicilio donde puede llevar su procedimiento

La contingencia sanitaria retrasó dos meses el proceso que se le sigue al exlíder del Partido Joven de Coahuila, Édgar Puente.

De acuerdo con fuentes de la Fiscalía General del Estado, el procedimiento al que acudirá Édgar Puente Sánchez por el despojo de un predio propiedad del Grupo Inmobiliario La Jirafa, tendrá una nueva audiencia en aproximadamente dos meses, luego de que los plazos para investigaciones complementarias fueron suspendidos a raíz de la emergencia sanitaria.

La última audiencia a la que se presentó Edgar Puente Sánchez, fue a la de vinculación a proceso durante los últimos días del mes de febrero, cuando un juez le otorgó al Ministerio Público un plazo de tres meses para entregar la investigación completa del caso y llevar a un juicio al exlíder.

Sin embargo, este plazo, fue suspendido desde el 19 de marzo, y nuevamente reanudado el pasado 18 de mayo, al igual que fueron reanudados los plazos de todos los casos pendientes.

Puente, fue detenido el 22 de febrero de este año y vinculado a proceso el 29, donde se dijo que el daño calculado era de aproximadamente 8.6 mdp a la inmobiliaria, y fue en esa misma audiencia que le impusieron prisión preventiva, luego de que no encontraron que el político que participó activamente en las elecciones del 2017, tuviera un domicilio estable.

Sin embargo, Puente Sánchez abandonó la prisión preventiva dos días antes de que fueran cerradas las instalaciones, luego de que sus abogados comprobaran ante un juez que sí tiene un domicilio donde puede llevar su procedimiento.