Arturo Herrera Gutiérrez, titular de Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) | Foto: Especial
Si no se pudiera pasar en las pocas sesiones que todavía tiene este año el congreso de EU, probablemente pasaría en enero, dijo el titular de la SHCP

El retraso en la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) no impacta en las perspectivas económicas de nuestro país para 2020, por lo que no es necesario ajustar los pronósticos de crecimiento para el próximo año, dijo Arturo Herrera, titular de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

"Si no se pudiera pasar (T-MEC) en las pocas sesiones que aún tiene el congreso de Estados Unidos este año, muy probablemente pasaría en enero. Nosotros queremos que pase lo más pronto posible, pero tal como lo estamos viendo hoy, es cuestión de semanas, o ahorita o en enero, lo cual no impactará en gran medida (en perspectivas) para un tratado que tiene una vida esperada de 16 años", afirmó.

Entrevistado en las oficinas del Servicio de Administración Tributaria (SAT) al término del Sorteo de El Buen Fin, dijo que ayer conversó con Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de Estados Unidos, para abordar el estatus del tratado comercial.

"El tema del T-MEC está todavía bajo discusión, yo tuve ayer conversaciones con mi par de Estados Unidos. Hay un solo tema que lo está deteniendo y eso ilustra los retos muy claramente", comentó.

El titular de Hacienda se pronunció por que pueda ser ratificado el T-MEC lo más pronto posible, pero "si no se pudiera pasar en las pocas sesiones que todavía tiene este año el congreso de Estados Unidos, probablemente pasaría en enero".

En tanto, Herrera señaló que en 2020 Hacienda debe asegurarse de que en un contexto de desaceleración económica, haya consumo, pues es un motor de crecimiento, y se dé un impulso a la infraestructura y a las diversas iniciativas para construir obra se implementen lo más rápido posible.

Sobre si Pemex sigue representando un factor de riesgo para las fianzas públicas pero también para las agencias calificadoras, respondió que la empresa paraestatal es más bien un factor de fortaleza, ya que su producción se ha estabilizado respecto de enero y febrero de 2019, cuando fue el piso de producción.

"La producción ya se estabilizó y está creciendo, y el año que entra estamos esperando también incrementos de producción privada. Otro punto con Pemex es que teníamos pasivos muy importantes de corto y mediano plazos de hasta 18 mil millones de dólares y eso podía tener preocupados algunos inversionistas y algunas calificadoras. Esos 18 mil ya fueron refinanciados y 5 mil millones ya fueron completamente liquidados", aseguró.