Cuando tenía seis años una persona que trabajaba en la casa en que vacacionaba con sus padres abusó de ella