Escándalo. Según la revista Mother Jones, tres modelos extranjeras que contrató Trump dicen que tuvieron que trabajar sin papeles. / ESPECIAL
Dos de las mujeres dijeron que la agencia de Trump les animó a mentir al decir a los agentes de inmigración que venían a EU “para asistir a reuniones”

WASHINGTON.- Donald Trump ha hecho de su mano dura frente a la inmigración una de las piedras angulares de su campaña. Pero a un día de que de un discurso clave sobre inmigración en Arizona, varias modelos que contrató su agencia Trump Model Management denuncian que tuvieron que trabajar sin papeles.

Según un reportaje extensivo de Mother Jones, una revista de investigación financiada por sus lectores, tres de las modelos que hubieran trabajado para Trump ahora denuncian que tuvieron que trabajar sin papeles: la canadiense Rachel Blais y dos mujeres más extranjeras que pidieron mantener la anonimidad, trabajador por casi 3 años sin papeles.

Dos de las mujeres dijeron que la agencia de Trump les animó a mentir al decir a los agentes de inmigración que venían a EU “para asistir a reuniones”, en vez de trabajar.

Una de ellas, que trabajó para la agencia en 2009, habló del temor que le causó estar indocumentada: “Tuve miedo durante casi todo el tiempo que estuve allí”, reporta la revista.

 

Tras dejar la industria del modelaje en 2011, Blais se hizo portavoz de modelos y ahora se dedica a denunciar el lado oscuro de la industria. “Sinceramente, es la agencia más deshonesta con la que he trabajado. Y he trabajado con unas cuantas”, habría dicho en una entrevista con otro medio.

¿El doble discurso, doble controversia?
Ya era difícil que Trump mantuviera su retórica inflamatoria a favor de un muro fronterizo entre México y EU cuando a inicios de mes, se levantaron sospechas de que su propia mujer, Melania Trump, nacida en Slovenia, podía haber trabajado como modelo en EU sin un visado de trabajo.

Hay varias inconsistencias en el relato de como la exmodelo llegó a EU sugieren que podría haber trabajado en los 90 sin los papeles necesarios.

Frente a la acusación, la esposa del magnate respondió en Twitter el 4 de agosto: “Siempre he cumplido con las leyes de inmigración de este País. Cualquier alegación de lo contrario simplemente no es verdad”. 

Con información de Univisión