Foto: AP
El desafío desata una confrontación en la Corte Suprema de Gran Bretaña que determinará si los conductores podrán exigir derechos laborales como salario mínimo y vacaciones pagadas.

LONDRES.— Uber juró el miércoles desafiar un fallo del Tribunal de Apelaciones del Reino Unido que estipula que los conductores deben considerarse empleados de la empresa, un veredicto que podría tener extensas implicaciones para la economía de trabajadores independientes.

El desafío desata una confrontación en la Corte Suprema de Gran Bretaña que determinará si los conductores podrán exigir derechos laborales como salario mínimo y vacaciones pagadas.

Los sindicatos se alegraron con la tercera derrota de Uber sobre el tema en las cortes y dijeron que era un regalo navideño adelantado para los trabajadores independientes, que pasan de un empleo a otro con poca seguridad y pocos derechos laborales.

“Ahora estamos en un triplete de juicios contra Uber y siguen apelando y perdiendo”, dijo Tim Roache, secretario general del sindicato GMB. “Uber debería aceptar el veredicto y dejar de buscar vacíos legales que privan a la gente de sus derechos bien ganados y paga ganada con esfuerzo”.

La compañía basada en San Francisco, que ha intentado bajo el nuevo liderazgo de Dara Khosrowshahi mejorar su imagen, señaló que la decisión no fue unánime y “no refleja las razones por las cuales la vasta mayoría de conductores elige usar la app de Uber”.

Agregó que al clasificar a los conductores como empleaos, sería inevitable que pierdan la libertad y flexibilidad.

“En los últimos dos años, hemos hecho muchos cambios para que los conductores tengan más control sobre cómo utilizan la app, junto con más seguridad bajo las protecciones de paternidad, maternidad y enfermedad”, dijo la compañía “Seguimos escuchando a los conductores e introduciendo más mejoras”.

Uber ha crecido vertiginosamente en todo el mundo al ofrecer una alternativa a los taxis tradicionales, pues funciona con una app que vincula al usuario con el servicio. Ello ha suscitado protestas de taxistas quienes dicen que ese tipo de servicios les está quitando pasajeros.