Archivo
Las marcas incluidas en los llamados son Ford Taurus, Ford Flex, Lincoln MKS y Lincoln MKT con motores turbocargados de inyección directa de 3.5 litros de gasolina, así como los sedanes Police Interceptor.

CDMX.- La automotriz Ford emitió un llamado para reparar 1,083 vehículos comercializados en México, por fallas en el módulo de control de la bomba de gasolina.

El anuncio de los desperfectos de estos vehículos en México es parte de un llamado a la reparación de poco más de 88,000 vehículos Ford en el mercado de América del Norte, que afecta a algunos de sus modelos 2013-2015.

La primera revisión afectará a 88,151 unidades en EU, Canadá y México, todos ellos fabricados entre 2012 y 2015.

Los módulos de control de la bomba de combustible de los vehículos equipados con un motor de gasolina de 3.5 litros afectados podrían experimentar de forma eventual un fallo, lo que podría provocar que el motor no arranque o que se cale en algunas ocasiones.

En algunos casos, advirtió la automotriz, los motores podrían apagarse sin ninguna advertencia mientras el vehículo está en movimiento, sin que puedan encenderse de nuevo, lo que aumenta las posibilidades de un accidente.

Ford precisó que no tiene conocimiento de algún herido asociado con estas fallas.

Por otro lado, la firma del óvalo también revisará 2,472 unidades del vehículo comercial Ford Transit, fabricadas entre el 2014 y 2016 y equipadas con un propulsor diésel de 3.2 litros, a causa de un posible funcionamiento inadecuado de la bomba de inyección del combustible. 

Con información de agencias