El prelado exhortó a todos los feligreses ver a Cristo con la misma ilusión con que un niño ve los momentos cotidianos de la vida. Foto: El Universal
El prelado oró por los niños que sufren abusos, desde el seno familiar, psicológico, físico y sexual, así como por los que han fallecido víctimas de la delincuencia organizada

CIUDAD DE MÉXICO.- En el marco de los festejos por el Día del Niño, y a diez años de la despenalización del aborto, el cardenal Norberto Rivera, arzobispo primado de México, pidió elevar una súplica por los niños a los que se les ha negado la vida, por medio del crimen del aborto, “para que el señor reciba a los no nacidos en su reino y a quienes lucran política y económicamente con este asesinato les conceda el arrepentimiento y la conversión”.

Se rezó por los niños que sufren abusos, desde el seno familiar, psicológico, físico y sexual, así como por los que han fallecido víctimas de la delincuencia organizada, “para que no escatimemos esfuerzos con el fin de que puedan sentirse acogidos y amados en nuestras familias y comunidades”.

El prelado exhortó a todos los feligreses ver a Cristo con la misma ilusión con que un niño ve los momentos cotidianos de la vida y al término de las oraciones, dedico una bendición en honor de los menores de edad.

“Señor, mira a estos niños que te presenta la comunidad, derrama tu bendición sobre ellos y dales tu espíritu para que lleguen a mayores con salud, para que desarrollen sus cualidades en el servicio de la comunidad”, dijo.