Entusiasmo. Los niños participaron en la colocación del altar. / Orlando Sifuentes
El saltillense dijo alguna vez a VANGUARDIA que su mayor anhelo sería morir en Saltillo.

Rubén Aguirre fue homenajeado en una escuela primaria de Saltillo.

Este evento contó con la presencia de Armando Fuentes Aguirre “Catón”, su primo, quien dijo estar orgulloso del saltillense fallecido este año, por su gran compromiso con la ciudad, misma a la que logró ponerla en alto más allá de su personaje mejor conocido como “El Profesor Jirafales”.

Los siete peldaños del altar fueron adornados con un sinfín de papel picado, cigarros, cacahuates y una variedad de fotos en las que aparece con “Chespirito”.

El saltillense Rubén Aguirre fue conocido como “El Profesor Jirafales”, uno de los personajes más queridos por los mexicanos y orgullo de la televisión mexicana que logró tener impacto fuera de México. Nació en las inmediaciones del barrio Santa Anita, el 15 de junio de 1934 y falleció el día 17 de junio pasado por complicaciones respiratorias.

“El Profesor Jirafales”, aunque falleció en Puerto Vallarta, el día de ayer seguramente “regresó” a deleitarse con un pan de pulque, horneado en la tierra que lo vio nacer.

El saltillense dijo alguna vez a VANGUARDIA que su mayor anhelo sería morir en Saltillo.

El altar fue inaugurado por el personal directivo, docente y manual de la escuela primaria Eliseo Loera Salazar ubicada en la colonia Magisterio.