Foto: Vanguardia/Omar Saucedo
En sus 38 años de catedrático, educó a 34 generaciones de comunicólogos

“No sé si fui un buen maestro, pero no tengo duda, eso sí, de que disfruté cada hora de clase y cada una de mis investigaciones”, fue así como Javier Villarreal Lozano agradeció a maestros, alumnos y exalumnos que le rindieron un homenaje en la Facultad de Ciencias de la Comunicación por 38 años de trayectoria docente.

Foto: Vanguardia/Omar Saucedo

Las anécdotas contadas por sus exalumnos fueron fluyendo una por una, entre nostalgias y carcajadas, recordando las cátedras de Javier Villarreal Lozano en las aulas de la Facultad, que en sus inicios hasta el ganado pasaba por en medio de sus jardines, porque estaba muy en la orilla de Saltillo.

Fueron 34 generaciones de comunicólogos a quienes Javier Villarreal Lozano dio clases. Ayer algunos de ellos contribuyeron con dedicarle unas palabras.

Foto: Vanguardia/Omar Saucedo

“Cumplí mis tareas, quizás con escasa sabiduría y conocimientos, pero eso sí, con mucha y probada pasión. Me enriqueció el trato con los demás maestros, con el personal y con mis alumnos, éstos me obligaron a una constante actualización, nada mal para un periodista que la primera nota que escribió era alertando a los peatones de la calle de Victoria sobre el peligro representado por los dinosaurios que circulaban a exceso de velocidad”, dijo alegre Villarreal a sus exalumnos y compañeros de la Facultad.

En el homenaje estuvieron presentes Eliézer Jáuregui Arrazate, coordinador de Difusión y Patrimonio Cultural de la UAdeC, quien representó al rector Salvador Hernández Vélez, y el director de la Facultad de Ciencias Químicas, Miguel Barroso, así como exdirectores y exdirectoras.