El pasado lunes 3 de junio, el periódico VANGUARDIA publicó una encuesta para evaluar los primeros 18 meses del mandato de Miguel Riquelme, gobernador de Coahuila.

De inicio, sorprende que sólo el 2 por ciento de los coahuilenses pueda mencionar “el avance en seguridad pública” como “la obra más importante del gobernador”; cuando el estado está blindado con una fuerza aproximada a 8 mil efectivos militares y policiales y una red estratégica de nueve cuarteles en las cinco regiones de Coahuila.

Inquieta esa percepción porque el 57 por ciento de esos mismos coahuilenses señala “la inseguridad y la violencia como “el principal problema del estado de Coahuila”. Lo cual sugiere un abismo entre percepción y realidad.

Impresiona que en el rubro de “las obras más importantes” sólo el 2 por ciento señale “la creación de empleos”, cuando fuentes oficiales cotejadas con el IMSS señalan más de 50 mil hasta febrero de 2019. Y en inversión, tema relacionado con empleo, Coahuila ocupó el segundo lugar nacional con 2 mil 737 millones de dólares en 2018.

Asombra también conocer que el 46 por ciento de los coahuilenses no recuerda alguna obra importante del gobernador Riquelme.

Por lo cual, los contrastes antes mencionados sugieren tres preguntas: ¿Es falta de recursos por los intereses de la deuda? ¿Es el gobierno amloista que suelta los recursos a cuenta gotas? ¿O no existe una pedagogía comunicativa para explicarle a los coahuilenses los avances de este gobierno?

Esa falta de respuesta incide en el empate técnico entre el 43 por ciento de coahuilenses que percibe a un Coahuila estancado contra un 42 por ciento que lo nota igual/bien y avanzando.

Más allá del contraste entre las calificaciones antes mencionadas, el coahuilense promedio destaca “la capacidad (política) del gobernador Riquelme (49 por ciento contra 40 por ciento) para resolver los problemas del estado”. Por ello, le adjudica un 52 por ciento (contra un 27 por ciento) porque “considera que (su) gobierno está haciendo un buen trabajo en conjunto con AMLO para traer más beneficios a Coahuila”.

Como promedio final, los coahuilenses le otorgan un 6.79 al gobernador Riquelme.

@Canekvin