Miguel Riquelme cumple sus primeros 12 meses de gobierno. En los cuales, alcanza la cifra histórica de 48 mil 115 empleos. Atrae 33 nuevos proyectos de inversión por 2 mil 145 millones de dólares. Y mantiene blindado a Coahuila de la inseguridad de nuestros estados vecinos; Nuevo León, Tamaulipas y Chihuahua.

En este primer año, Miguel avanzó con una cautela exigida por un polémico triunfo electoral; el peso de una cuestionada herencia moreirista y los cambios predecibles del entorno político nacional.

Las dos primeras razones están diluidas; la tercera no. Por ello, sólo le resta a Riquelme imprimir su estilo personal de gobernar en un ambiente político complejo.

Su primera tarea es mantener al alza el empleo, la inversión y la seguridad pública. Una segunda es hacer los enroques, ya previstos, en su gabinete para cumplir las expectativas de los coahuilenses y facilitar su relación con el gobierno federal morenista.

Esos cambios fortalecerían las alianzas al interior del priismo, so pena de agudizar la debilidad del PRI estatal, liderado por un cuestionado Rodrigo Fuentes; y disminuir así, las posibilidades de cumplir de manera exitosa la tercera tarea: salir avante en las elecciones intermedias para elegir diputados al Congreso estatal en 2020.

La cuarta tarea le es central como gobernador; asegurar la permanencia priista en la gubernatura estatal en 2023. 

¿Qué requiere Miguel para ello? Más allá de la estrategia, el estudio de escenarios y el fortalecimiento del partido es necesario conformar una clase política priista en torno a su liderazgo.

Existen grupos priistas, pero no una clase política que los unifique ante un escenario de derrota posible en 2020 y en 2023. Y que los una, ante todo, con una visión de futuro compartida y cuadros, técnica y políticamente, preparados para enfrentar el reto de un morenismo que luce imparable hoy.

En esas cuatro tareas, Riquelme se juega su destino político y el de una Coahuila priista también. Mientras eso sucede, el morenismo no duerme, porque acecha y saliva ante tal oportunidad. 

@Canekvin