Foto: UFC
Jeremy Stephens se quejó de un piquete de ojos y ya no quiso continuar dentro de la jaula del UFC México

Vaya desenlace que tuvo la quinta función de UFC México donde la afición se quedó con las ganas de ver a su ídolo Yair Pantera Rodríguez. Y es que a los 15 segundos de iniciado el combate, su rival, Jeremy Stephens, se quejó de piquete de ojos y la pelea se detuvo para que este pudiera recuperarse.

Tras largo tiempo recargado en la malla y tras ser revisado por personal médico, Lil Heathen decidió no continuar peleando porque al parecer no podía abrir el ojo.

Inmediatamente después de que el referee detuvo el combate, la afición que se dio cita en la Arena Ciudad de México mostró su molestia arrojando hacia el octágono refresco, cerveza y palomitas como muestra de inconformidad.

Decepcionado, a Rodríguez no le quedó mas que disculparse con la afición y hasta con el mismo Stephens. “Quiero ofrecerles una disculpa, no fue mi intención. A la mejor Stephens no podía ver y buen, son cosas que pasan. Seguiré trabajando para regresar a pelear”, fueron las palabras del Pantera.