Foto: Archivo
Al no encontrar su automóvil cuando recién lo había dejado estacionado, un oficial de Fuerza Coahuila logró que su vehículo recientemente robado fuera localizado cuando iba ser vendido por el delincuente, quien se encontraba aparentemente en estado tóxic

Al no encontrar su automóvil cuando recién lo había dejado estacionado, un oficial de Fuerza Coahuila logró que su vehículo recientemente robado fuera localizado cuando iba ser vendido por el delincuente, quien se encontraba aparentemente en estado tóxico. 

El incidente se registró a las 17:00 horas del viernes en Antonio Cárdenas y Avenida 20 de la colonia Buitres, cuando el oficial había regresado de comprar algunas cosas. 

Sin embargo, al salir de nuevo para ir a comprar lo que le faltaba no encontró su vehículo, por lo que de inmediato avisó al 911. 

Las autoridades ubicaron el Nissan por los alrededores. El conductor, quien expedía olor a alcohol y otras sustancias tóxicas, manifestó que iba a vender el auto. 

Luis Juárez, como se identificó el hombre, dijo que minutos antes estaba en la Zona Centro con unas personas, a quienes les aseguró que iba a conseguir el vehículo y les vendería a mil pesos. 

Luis quedó detenido y trasladado a las Comandancia.