Foto: Cuartoscuro
Alfredo Plata, dueño de un rancho en el ejido San Ignacio, cerca de Paredón en Ramos Arizpe, dijo que el pasado sábado por la noche, ladrones irrumpieron en uno de sus corrales, donde estaban alrededor de 75 cabezas de ganado, de las cuales subieron 47 a un camión grande para robarlas, de acuerdo con la rodada que se observó.

Un ejidatario de Ramos Arizpe denunció haber sido víctima del robo de 47 cabezas de ganado el pasado fin de semana. Ya interpuso denuncias ante el Ayuntamiento de Ramos Arizpe y la Fiscalía General del Estado, pues el monto de lo hurtado supera los 700 mil pesos.

Alfredo Plata, dueño de un rancho en el ejido San Ignacio, cerca de Paredón en Ramos Arizpe, dijo que el pasado sábado por la noche, ladrones irrumpieron en uno de sus corrales, donde estaban alrededor de 75 cabezas de ganado, de las cuales subieron 47 a un camión grande para robarlas, de acuerdo con la rodada que se observó.

“Eran arriba de 70 cabezas entre crías, vaquillas y becerros, se quedaron en el corral donde se vacunan y ayer (domingo) en la mañana que fuimos con unos compradores de los animales, nos dimos cuenta que la mayor parte de los animales ya no estaba”, dijo uno de los dueños del rancho.

Relató que al llegar al corral, que está ubicado en el entronque a Paredón de la carretera a Monclova, las cercas estaban desmontadas, pues presumiblemente las tumbaron para usarlas como rampas para subir a los animales al camión. El costo de las cabezas hurtadas supera los 700 mil pesos.

“No tenemos vigilancia porque es un agostadero muy grande, más de 2 mil hectáreas, sobre la autopista a Monclova y el entronque a Paredon empieza el agostadero, entonces hay una parte cerrada, con una laguna de agua, hay un corral especial para el ganado. Se quedaron juntas para el domingo vender, pero se metieron el sábado en la noche”, dijo.

Plata aseguró que ya interpuso una denuncia ante el Ayuntamiento de Ramos Arizpe y la Fiscalía General del Estado, pues asegura que en los últimos meses se han registrado hasta seis robos, aunque en menor escala.