Foto: Especial
Un reporte de Pemex establece que San Martín Texmelucan, Tepeaca y Quecholac son los municipios que encabezaron el robo de combustible en los dos primeros meses de este año

Por René Valencia/El Popular para Animal Político

En enero y febrero de este año, en Puebla, se registró un incremento de 214% en el robo de combustible en la entidad. Tan solo en enero y febrero pasados, se contabilizaron 229 tomas clandestinas, mientras que, en 2011, se localizaron 73 puntos, de acuerdo con una solicitud de acceso a la información respondida por Petróleos Mexicanos (Pemex).

En el documento, Pemex informó a El Popular, que entre enero y febrero de 2017 se reportaron alrededor de cuatro tomas diarias en Puebla, donde los 229 casos se repartieron en 17 municipios.

El reporte explica que los municipios que encabezaron el robo de combustible fueron: San Martín Texmelucan, con 42 tomas, Tepeaca, con 41; Quecholac, con 37; Acajete, con 29, y Acatzingo, con 23.

Los datos contrastan con los de 2011, cuando las cifras de tomas clandestinas detectadas promediaron seis por mes.

Foto: Especial

El ascenso de San Martín Texmelucan

El listado indicó que San Martín Texmelucan se mantuvo por debajo del top 10 en el robo de combustible entre 2011 y 2014. Al sumar cada una de las tomas detectadas en ese periodo, se reportaron 24 casos, lo que representó menos de la mitad de las del primer bimestre de 2017.

En 2015 se presentó un crecimiento en Texmelucan, pues sumó 21 tomas, con lo cual se posicionó entre los ocho municipios con la mayor cantidad de reportes; y al año siguiente se elevaron los casos a 75, lo que colocó al municipio en el sitio seis en el ámbito estatal.

Ante el incremento en el robo de combustible, el Ayuntamiento de San Martín Texmelucan, presidido por Rafael Núñez Ramírez, emitió un comunicado el 11 de abril para afirmar que se lucha contra las tomas clandestinas y que el 6 de marzo pasado aseguraron 37 mil 600 litros de combustible que era transportado en tres camiones.

Con 42 tomas clandestinas detectadas en los dos primeros meses de 2017, San Martín Texmelucan fue el primer lugar estatal, pero el Ayuntamiento afirmó que cada toma fue clausurada y declaró que “como autoridad municipal se ha actuado como los primeros respondientes en esta clase de delitos de competencia federal”.

El robo de combustible se sale del Triángulo Rojo

La información de Pemex revela que los huachicoleros se han extendido a otras regiones de Puebla. En enero y febrero de 2017 se detectaron tomas clandestinas en 17 municipios, seis de ellas pertenecieron a la franja del Triángulo Rojo. El resto se distribuyó entre Huauchinango, San Salvador el Verde, Jalpan, Esperanza, Tlahuapan, Xicotepec, Tlaltenango, Ahuazotepec y Coronango.

Con respecto a años anteriores, Pemex reportó que en 2015 detectaron 784 tomas repartidas en 30 comunas, convirtiéndose en el registro de municipios más elevado en los últimos seis años. En 2015, el robo de hidrocarburo se expandió a Hueyapan, Jalpan, Xicotepec, municipios que en los cuatro años previos no registraban tomas clandestinas, pero que en conjunto sumaron 22.

El municipio de Puebla, la capital del estado, presentó una de las disminuciones más abruptas con respecto del robo de combustible: en 2012 alcanzó el punto más alto con 12 tomas clandestinas, pero en los cuatro años siguientes decreció hasta registrar tres en 2016; mientras que en 2017 no hubo ningún caso.