Bajo los efectos del alcohol y tras no recibir regalos en una fiesta, unos jóvenes deciden llevarse parte de la decoración del pino frente al Palacio de Gobierno. Fotos: Vanguardia/Héctor García
Dos jóvenes de 20 y 21 años sustrajeron parte de la decoración del Pino de Navidad que se ubica en pleno corazón de la ciudad

Luego de estar en una fiesta donde no recibieron regalos, dos jóvenes decidieron buscar los suyos y pasaron a la Plaza de Armas por ellos: un oso y un perro de peluche que adornan el Pino Navideño fue lo que escogieron. 

Abraham Espinosa Gaytan, de 20 años, acompañado de Noé Iván Fuentes Nieto, de 21, caminaban por las calles de la zona Centro luego tras asistir a una reunión con amigos por Francisco de Urdiñola en el fraccionamiento del mismo nombre. 

Abraham le comento a su amigo que no era mala idea ir a la Plaza de Armas y de los adornos del lugar tomar un oso de peluche de 2 metros de alto y un perro de menor estatura.

Ambos habían estado bebiendo alcohol, por lo que se animaron a cometer el atraco en pleno corazón de la ciudad. Tomaron los peluches y se dirigieron a sus casas.

 

 

 

 

 

Decoran. Los peluches estuvieron bajo resguardo en el MP.

Debido al gran tamaño del oso, se lo tenían que ir turnando para cargarlo, por lo que fueron interceptados por una unidad de Fuerza Coahuila.

A los oficiales se les había reaportado el robo, pues los jóvenes habían sido vistos a través de las cámaras de vigilancia y se les ubicó para proceder a su arresto para ser llevados ante el Ministerio Público, quien se sorprendió por el delito. 

Será hasta que se presente la denuncia por parte del Gobierno del Estado, donde se determinará si se puede llegar a un convenio por el pago de la reparación del daño o se judicializa el caso y los jóvenes podrían ir a la cárcel. 

Cabe destacar que los peluches por lo menos sirvieron un momento para adornar el árbol de la Unidad Temprana de Atención con Detenidos, donde fueron colocados para dar una buena vista al árbol que ahí se colocó por los empleados.