Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com
La bandera de arcoíris es el símbolo universal de la comunidad LGBT+, y en honor al Mes del Orgullo nos inspiramos en ella para ayudarte a llenar de color cada ambiente de tu casa. Recuerda que la inclusión, mejora la cohesión social, el crecimiento económico y el bienestar general en una sociedad, ¿por qué no unirse a esta lucha?

Desde hace algunos años, junio se ha convertido a nivel mundial en el Mes del Orgullo de la comunidad LGBT+ (Lebianas, Gays, Bisexuales, Transexuales y más), y miles de personas se suman a la causa, la cual tiene como finalidad exigir respeto e igualdad entre la población. El símbolo más conocido y utilizado en este mes es la bandera de arcoíris compuesta de seis franjas, sus diferentes colores reflejan la diversidad dentro del colectivo que representan la inclusión y la unidad.

Recuerda que la inclusión, mejora la cohesión social, el crecimiento económico y el bienestar general en una sociedad, ¿por qué no unirse a esta lucha? Además del significado específico que tiene cada color dentro de la bandera, VMÁS te cuenta un poco más sobre lo que cada uno nos transmite al mirarlo, para que lo puedas aplicar de la mejor manera en la decoración de tu hogar y vivir un mes lleno de orgullo.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

Rojo: Vida

De acuerdo al portal Guacamouly.com, se cree que el rojo fue el primer color en recibir un nombre, sus asociaciones más fuertes son con la sangre y el fuego, por ende, se entiende como un símbolo de energía, vitalidad, fuerza, atracción, pasión, calor, amor y sensualidad. Es un color poderoso que capta nuestra atención como ningún otro, estimula mucho el sentido de la vista y la activación neuronal.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

El rojo es el color de las personas extrovertidas, produce excitación y al mismo tiempo nos hace sentir calidez. Se le atribuye la capacidad de activarnos, generar movimiento, dinamismo y acción para lograr nuestras metas.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

Naranja: Salud y Curación

El naranja se utiliza habitualmente para salir de situaciones depresivas, ya que es un color lleno de energía, es muy buen estimulante del ánimo, la fuerza de voluntad y la salud emocional. Ayuda a liberarse de los condicionamientos del pasado, de los miedos, las frustraciones y las inhibiciones. Para muchos representa la transformación y la ambición de crear cosas nuevas.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

Al ser un color tan alegre y divertido, el naranja aumenta el optimismo y la confianza en uno mismo, es el color de la energía constructiva física y mental, por lo que es uno de los favoritos de las personas creativas.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

Amarillo: Luz del sol

En general, el color amarillo es asociado con el oro, la calidez, el poder, la felicidad, la claridad, la energía, la abundancia, lo sagrado y por sobre todas las cosas, con la luz del sol. Se lo relaciona con la parte intelectual de la mente, la expresión de nuestros pensamientos, la originalidad, la liberación y la toma de decisiones rápidas.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

Estudios afirman que el amarillo transmite optimismo, buen humor, puede incrementar el metabolismo, la autoestima y refuerza nuestros niveles de bienestar. Es un color luminoso que sin duda atrae las miradas y las ideas nuevas.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

Verde: Naturaleza

El verde es uno de los colores favoritos de muchas personas y no nos sorprende, ya que es el color que más vemos en la naturaleza, lo vinculamos con la nueva vida, la primavera, la frescura, el equilibrio, la tranquilidad y lo saludable, además, nos inspira al crecimiento y la renovación.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

Tradicionalmente el verde simboliza la esperanza, el optimismo y la buena suerte. Los expertos coinciden en que es un color que mejora el estado de ánimo y combate el enojo, también fomenta la relajación y nos ayuda a bajar los niveles de ansiedad y estrés, sobre todo en sus tonos más claros y apagados, o cuando utilizamos plantas.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

Azul: Serenidad y Armonía

Los elementos que más asociamos con el color azul son el cielo y el agua, por ello se lo relaciona con la serenidad, lo eterno, lo verdadero, el sueño, la libertad, la frescura, el misticismo y lo divino. El color azul simboliza todos los sentimientos que van más allá de la simple pasión y que permanecen en el tiempo, transmite confianza y pureza.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

Se trata de uno de los colores más conectados con la armonía, la paz y el control de la situación, así como con la protección, el conocimiento y la inteligencia. El azul ayuda a la claridad mental y espiritual. En sus tonos más oscuros se lo vincula a la introspección y la estabilidad, mientras que en sus tonos más claros se lo vincula con la tranquilidad, la generosidad y la relajación.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

Violeta: Espíritu

Al nacer de la unión del rojo y el azul (la fuerza y la calma), el violeta tiene la particularidad de expresar sentimientos que se le atribuyen tanto a lo femenino como a lo masculino, tomando lo mejor de cada uno para representar la sabiduría, la espiritualidad, la conciencia, el amor, la fantasía y demás valores internos del ser humano. Es el color de la transformación, del misterio y de la constante búsqueda.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

Muchos consideran el color violeta como el paso de lo terrenal a lo espiritual, se lo relaciona con la magia, el misticismo y la fe. Debido a su intensidad, fue considerado el color de la eternidad, y un símbolo de poder y fuerza que se trasladó a sentimientos de libertad, dignidad, igualdad de género y libre expresión.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com