El actor reaparece en la nueva cinta Blade Runner

Después de convertirse en la gran estrella del año con la nominación al Oscar de ‘La La Land’, Ryan Gosling vuelve con otro éxito asegurado, en la segunda versión de ‘Blade Runner’ (de la mano de Harrison Ford). Y para entrevistarlo, viajamos especialmente hasta Las Vegas a la primera presentación de la futurística superproducción, para hablar literalmente del futuro, tal cual como en el cine.

- ¿Es pura casualidad que hayas sido el protagonista del éxito más importante del 2016, con ‘La La Land’ y ahora estrenes otro de los éxitos más esperados del año con Harrison Ford y la segunda película de ‘Blade Runner’?

- No puedo negar que tengo suerte de trabajar con la gente que estoy trabajando, haciendo la clase de cine que estoy haciendo. Soy un hombre de suerte.

- ¿Y entre esa ‘suerte’, se siente que estás trabajando al venir hasta Las Vegas para adelantar el futuro de ‘Blade Runner’?

- Ni siquiera estoy seguro si me permiten decir que me divertí con el rodaje (Risas). Pero fue divertido estrenarla en Las Vegas porque una gran porción de la producción la filmamos como si fuese Las Vegas en el año 2049. Y fue increíble recrear la ciudad en el futuro.

- ¿Cómo imaginas realmente nuestro mundo, en el año 2049, en el futuro?

- Ah, no sé, no sé...

- Si no hice mal las cuentas, en el año 2049 vas a tener 69…

- Sí, bueno... solo espero que el mundo no sea tan desolado como lo presentamos en el cine, aunque en Blade Runner también sea muy cinematográfico y fue un placer inhabitar ese período del tiempo que mostramos.

Sin poder imaginar el futuro de estrella que le esperaba, Ryan Thomas Gosling nació en la versión canadiense de Londres, en Ontario, el 12 de Noviembre de 1980, exactamente a las 2.34 PM (en el mismo St. Joseph’s Hospital donde también nació Rachel McAdams). Siendo el más jovencito de dos hermanos, con nadie en la familia dentro del mundo del espectáculo, Ryan estudió toda la escuela primaria en su casa, con la madre como su mejor maestra, hasta que entró al secundario Cornwall Collegiate donde le tomó el gusto a las clases de actuación. En un principio, se había inclinado por la canción, después de presentarse en un concurso con la hermana Mandi. Y en una audición abierta en Montreal para ‘El Club de Mickey Mouse’, ganó el puesto del show entre otros 17.000 postulantes.

Durante los dos años que trabajó en TV, incluso vivió con la familia de otro futuro famoso compañerito llamado Justin Timberlake. Sin ningún tipo de entrenamiento profesional, Ryan no dejó de conseguir trabajo como actor, atrayendo la atención por aquel personaje de judío neo-Nazi en la película controversial ‘The Believer’ que ganó el premio del Festival de Sundance en el 2001. Pero fue con la película romántica ‘The Notebook’, que justamente recibió el premio de ´Estrella del Futuro´en la convención Show West que hoy todavía reúne a los dueños de las salas de cine con el nombre de Cinemacon. En él habían pensado en los estudios Warner para personificar a Batman, antes de contratar a Ben Affleck. Y con la película ‘Half Nelson’ incluso se había convertido en el primer canadiense nominado al Oscar como Mejor Actor desde 1943 (aunque ganó Forrest Withaker, con la personificación de Idi Amin en ‘The Last King of Scotland’). Ryan volvió a ser nominado recién diez años después, con ‘La La Land’ (Y Casey Affleck le robó el Oscar con ‘Manchester By The Sea’). Antes, tuvo un noviazgo con Sandra Bullock, después de haber filmado juntos ‘Murder by Numbers’ y también estuvo en pareja con Rachel McAdams mucho después de filmar ‘The Notebook’. Pero claro, nada se puede comparar con el futuro que le cambió su relación con Eva Mendes y los dos hijos que tuvieron juntos: Esmeralda, en septiembre del 2014 y Amada, en abril del 2016.

- Ya que la película ´Blade Runner´ trata sobre el futuro... ¿Cómo recuerdas aquel día que te mudaste de Canada a Hollywood? ¿Qué futuro imaginaste en aquel entonces?

- La verdad, pensar en el futuro me daba pánico porque aunque había visto Los Angeles en el cine y sabía que era el lugar perfecto para mi trabajo, la ciudad es enorme y es difícil saber donde ir cuando no conoces a nadie. Creo que me tomó unos cinco años conocer el lugar. Vivo en Los Angeles desde que tenía 16 años y siempre descubro un área nueva o un nivel diferente, algún elemento que no sabía que existía antes.

- ¿Qué tan fácil fue aquel principio en Hollywood, para alguien que venía de otro país?

- Pasé mucho tiempo tratando de trabajar sin tener una visa de permiso legal y por mucho tiempo fue muy duro, hasta que finalmente conseguí mi tarjeta de residente (la famosa ‘green card’). Fue todavía más difícil porque la gente no quería contratarme para roles insignificantes, porque no les redituaba pagar por mi permiso legal. En cierta forma, me ayudó porque solo buscaba audiciones para grandes roles, aquellos roles que al conseguirlos, nadie tenía problemas en pagar por un permiso. Y en cierta forma me forzó a apuntar bien alto. Tengo suerte de haber conseguido trabajo como actor en Estados Unidos, mostrando diferentes perfiles de Estados Unidos.

- ¿Y tu futuro como director de cine? ¿Piensas volver a dirigir?

- Sí, tengo dos películas listas para dirigir y todavía estoy tratando de descifrar cual quiero. Una de ellas es un musical que incluso iba a dirigir antes de La La Land. Hace tiempo que tengo este proyecto de Busby Berkeley que lleva demasiado tiempo producir. Es realmente increíble lo que se siente la experiencia de dirigir cine, porque hacer cine es el mejor trabajo que existe. La actuación también es un trabajo increíble, pero solo te lleva hasta cierto punto y como director, la experiencia es mucho mas completa.

- ¿La paternidad de la mano de Eva Mendes también cambió tu futuro, para siempre?

- Cambia para mejor tu vida, tu vida mejora mucho más de lo que pudieras haber imaginado. Y...

- ¿Te volviste mucho más protector?

- ¿Protector de quién?

- ¿Protector de los peligros de tu hijo?

- Si, claro, todo es un peligro potencial ahora, con diez paros cardíacos por día (Risas).

- ¿Ya te vieron tus hijos en alguna de tus películas?

- No, todavía son demasiado pequeñitos. Ya veremos que pasa... en el 2049 a lo mejor (Risas).

El actor fue aplaudido por su actuación en el musical La la land / Foto: Archivo

La nueva película de Blade Runner, retoma la misma historia que hizo famoso a Harrison Ford, 30 años después, con un mundo mucho más aislado, donde la profesión de Blade Runner también es mucho más complicada. Esta vez, Ryan Gosling interpreta un personaje llamado K, que justamente analiza las complicaciones de su trabajo y el mundo en que vivimos. Lo curioso es saber que la primera película imaginó en una fantasía del futuro, lo que hoy realmente vivimos, aunque tendremos que esperar para saber si la realidad superará la ficción, dentro de otros 30 años.

- En la primera película de ‘Blade Runner’, Harrison Ford hacía zoom en la imagen de una foto, cuando nadie podía imaginar que algo así realmente podía llegar a hacerse hoy con apenas dos dedos ¿Crees que esta vez hayan mostrado algún otro adelanto del futuro, con la fantasía del cine?

- Es lo emocionante del mundo de ‘Blade Runner’. Ridley (Scott) impuso un estilo con la versión original, pero no sé si fue una predicción o la vida imitó al arte. Tuvo razón en muchísimas cosas, donde todo se siente muy humano. Es lo maravilloso de la ciencia ficción donde se necesita mantener distancia de la realidad para permitir que el público se interese por cierto tema, con total objetividad.

- ¿Te acuerdas cuando viste la primera película de ‘Blade Runner’?

- En realidad vi primero todas las otras producciones que habían robado de su estilo. Creo que tenía 13 o 14 años cuando me di cuenta la influencia que había tenido no solo en el mundo del cine sino también en el mundo entero en que crecimos.  Y al formar parte de un segundo capítulo, es difícil expresar lo especial que se siente, pero la experiencia resultó maravillosa.

Ryan Gosling en Diario de una pasión

- ¿Qué tan difícil fue mantener la concentración de vivir en el futuro, cuando te dabas cuentas que el presente es tan diferente al año 2049?

- Fue surrealista caminar por el universo de ‘Blade Runner’. Cada escenario era real, cada milímetro de escenografía era funcional. Era un mundo donde podía vivir tranquilamente. Y al final es lo que logró que fuera mucho más fácil concentrarme en el mundo interno de estos personajes, por tanta riqueza en los detalles del mundo externo.

- ¿Al momento de filmar esta nueva versión, sentiste cierta presión de mantener el mismo éxito que la primera?

- Sí, claro que fue emocionante porque yo soy uno de los tantos admiradores. Es una producción que tardó 30 años en llegar al cine. Y como un verdadero admirador, fue emocionante volver a aquel universo, vivir en ese mundo y ayudar a contar la nueva historia. Ridley (Scott) también escribió el guion con Hampton Fancher, que había escrito el original y él mismo eligió a Denis (Villenueve) para dirigir, además de tener de vuelta  Harrison Ford con el mismo rol.

La La Land es una versión moderna de los musicales hollywoodienses. Los protagonistas son Emma Stone y Ryan Gosling.“Vivo en Los Angeles desde que tenía 16 años y siempre descubro un área nueva o un nivel diferente”