FOTOS: FRANCISCO MUÑIZ
En un negocio del centro se rentan cochecitos para pasear a los niños Ingresos y las estatuas vivientes cada vez tienen más presencia en las calles de Saltillo

La falta de empleo y la crisis económica que azota al comercio del Centro Histórico lleva a sus locatarios a innovar oficios, rebajar sus precios o incrementar sus servicios para obtener ingresos.

Entre algunos de los servicios que se observan como nuevos en la zona centro, es la renta de vehículos para niños para trasladarlos o pasearlos por las calles del primer cuadro, tal como se usó antes de la pandemia en los centros comerciales.

El costo es de 35 pesos por una hora donde los pequeños puedan abordar el vehículo de juguete empujado por sus padres, este nuevo servicio llamado “Push Car” tiene una flotilla de 5 vehículos y un caballito.

Otro de los oficios que han incrementado en las calles es el de estatuas vivientes, en su mayoría jóvenes que ven en esta opción una salida ante el desempleo, pero también como una forma de obtener ingresos a través del arte.

Jorge Nieto lleva nueve años ofreciendo a los transeúntes un espectáculo visual representando a “Cajita musical” y ofreciendo mensajes de aliento a quien lanza una moneda a su caja.

Así también, las ofertas atípicas aparecen entre los negocios de los mercados de la zona, ante la crisis que continúa y la baja en los productos que antes repuntaban los ingresos por la temporada, como los vestidos de Niño Dios nunca antes colocados en el mercado a mitad de precio, y otros artículos rebajados para la realización de los rosarios y levantadas de enero.