Especial
En la Cruz Roja le dieron la primera atención a Mauricio, pero por lo profundo de las lesiones, tuvo que ir al Hospital General

Mauricio no logró dominar a su mascota, un perro de la raza pitbull, y sufrió dolorosas mordidas.

El hombre de 37 años fue llevado por sus vecinos a las instalaciones de la Cruz Roja, ya que presentó desprendimiento de piel en la pierna derecha.

Todo ocurrió la noche del jueves, cuando Mauricio soltó por unos minutos a su perro para que se ejercitara en la calle de Camino Real, en la colonia San José de los Cerritos.

Cuando trató de amarrar a su perro para meterlo a casa, se resistió y trató de alejarse.

Como el animal estaba atado con una cadena, cuando se le acercó le lanzó una mordida y no lo soltaba.

Como el afectado hizo la lucha por quitarse el perro de encima, y no lo logró, pidió ayuda a sus vecinos.

Quitarle al animal de encima fue complicado, y con palos le abrieron el hocico para que lo soltara.

Ya que lo rescataron de las mandíbulas del pitbull, Mauricio fue llevado de inmediato en una camioneta rumbo a la humanitaria institución.

Por el abundante sangrado lo trasladaron al Hospital General de Saltillo, donde aún sigue internado.