Siete unidades fueron sacadas de circulación

RAMOS ARIZPE, COAH.- Siete unidades de transporte urbano fueron retiradas de circulación por mostrar deficiencia, a un mes de haberse incrementado la tarifa.

En presencia del alcalde José María Morales Padilla, se realizó un operativo “sorpresa” en el centro de la ciudad, cerca del Hospital Ixtlero.

Durante dicho operativo, que se volverá a repetir durante las próximas semanas sin avisar a los concesionarios, se pusieron calcas a los camiones que serán sacados de circulación por presentar serias deficiencias.

Entre las fallas que presentaban las unidades son: algunas de años que están prohibidas por la ley estatal, y otras con visibles daños en su carrocería.

Después de que los concesionarios se comprometieran a renovar las rutas de acurdo con el aumento en las tarifas, el pasado lunes las autoridades comenzaron a retirar las que no mostraran un buen aspecto.

El Alcalde fue muy explícito en que se debían cambiar las unidades. Retiramos una que todavía andaba circulando del modelo de 2006 de la ruta del Poniente.

“También andaba un camión que no traía parrilla en donde va el radiador y eso podría poner en peligro a los usuarios”, dijo.

Añadió que además se encontraros unidades sin polveras, ni luces, vidrios rotos o con problemas en las llantas.

A través de un video se observa cómo inspectores del Municipio bajaban a los usuarios para sacar de circulación a las unidades, hasta que varios se quejaron de que llegarían tarde a sus deberes, por lo que las rutas terminaron el trayecto y una vez en la base se les sacó de circulación.