Archivo
El precio más alto solicitado por una "bestia" de las que no fueron vendidas fue de un millón 116 mil pesos por una Suburban modelo 2013 con nivel de blindaje seis

Los interesados en poseer una "bestia", camionetas Chevrolet Suburban con blindaje nivel 4 o hasta 6, podrán hacer sus ahorros para pujar por una de las 21 unidades que no fueron rematadas el fin de semana y serán nuevamente subastadas en abril, a precios rebajados.

Esa será una segunda oportunidad para hacerse de algunas de las unidades que pertenecieron al Estado Mayor Presidencial (EMP), y han sido consideradas por el presidente Andrés Manuel López Obrador como unidades "fifi" o "machuchonas", pero que nadie quiso.

Los precios base de venta a que fueron sometidas estas unidades tendrán en la nueva subasta una rebaja de entre 5 y 15 %, según el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) de la Secretaría de Hacienda.

Así, los precios de salida de estos blindados serán de 319 mil 900 pesos, marcado por una camioneta semi blindada modelo 2008 Blindaje cuatro Plus, que fue la unidad más barata de las ofertadas y podría serlo en la nueva subasta, ya que no atrajo comprador.

El precio más alto solicitado por una "bestia" de las que no fueron vendidas fue de un millón 116 mil pesos por una Suburban modelo 2013 con nivel de blindaje seis.

Las unidades que se quedaron en bodega y siguen a la venta son en total 21. De ellas son 13 Chevrolet Suburban con blindaje nivel 5 y precio de arranque (que se espera sea rebajado) desde 430 mil 500 pesos para el modelo 2009; de 516 mil 400 pesos el modelo 2011 y modelo 2012 en 568 mil 600 pesos.

También será sometida a la puja de los compradores la modelo 2008 pero blindaje 4 plus, que tuvo un precio de salida de 319 mil 900 pesos.

A estas se suman siete Chevrolet Suburban con nivel de blindaje seis. El modelo 2009 en 529 mil 300 pesos, la modelo 2011 tuvo precio de 604 mil 800 pesos; tres unidades modelo 2012 tuvieron cada una precio de salida de 67 mil 100 pesos; modelo 2013 en 878 mil 400 pesos y otra de las mismas características en un millón 116 mil pesos.

Este fin de semana fue vendida la "auténtica bestia mexicana", el vehículo blindado Audi W12 modelo 2012 con nivel de blindaje VI, rematada a 1 millón 991 mil pesos 300 pesos, el precio más alto pagado en la subasta por un auto.

En cambio el vehículo más "barato" que fue vendido este fin de semana en la Subasta del SAE fue una camioneta marca Chevrolet Cheyenne Pick Up modelo 2003, y cuyo precio de salida era de 29 mil 400 pesos. Al final logró ser vendida en 147 mil 500 pesos, casi 400% más del precio original.