Foto: Especial
En un anuncio se observa a una joven con un abrigo de piel, medias de red y zapatos de tacón con las piernas abiertas. En el otro, la modelo está inclinada evocando una posición juzgada como sexual

París, Francia.- Una nueva campaña publicitaria de la firma francesa Yves Saint Laurent en la que las modelos son retratadas en poses tachadas de "degradantes" desató una ola de reprobación y llamados a retirarla.

Se trata de dos anuncios visibles estos días en las calles de París, en plena Semana de la Moda. En uno de ellos una joven con un abrigo de piel, medias de red y zapatos de tacón con ruedas, aparece con las piernas abiertas. En el otro, la modelo - vestida con un body de puntos y unos zapatos también estilo patín-, aparece inclinada sobre un taburete, evocando una posición juzgada explícitamente sexual.

En las redes sociales se extendió la etiqueta "#YSL Retira tu publicidad degradante", y la autoridad reguladora francesa dijo haber recibido medio centenar de denuncias por "imágenes degradantes", "mujeres objeto" e incluso "incitación a la violación".

La Autoridad Reguladora Profesional de Publicidad anunciará el viernes si toma cartas en el asunto. Su director, Stéphane Martin, dijo a la AFP que Yves Saint Laurent parece haber "infringido claramente" las reglas, pues esta institución prohíbe las representaciones "degradantes y humillantes".

Foto: Especial

"No creo que las clientas (de la firma) quieran verse asociadas a estas imágenes", señaló.

La asociación feminista francesa "Osez le feminisme" pidió la retirada de los anuncios.

Foto: Especial

"Esta publicidad tiene todos los elementos sexistas: hipersexualización, conversión de la mujer en objeto, posición de sumisión. Simbólicamente, es muy violento", dijo la portavoz de esta asociación, Raphaelle Remy-Leleu.

"¿Cómo alguien puede hoy en día pensar que logrará vender con esto? Me pregunto si no es intencionado, con la idea de crear un escándalo para que se hable" de la marca, añadió.

Saint Laurent, contactada por la AFP, no reaccionó hasta ahora a la polémica.

Ésta no es la primera vez que una campaña de la marca francesa desata una controversia. Hace dos años, la autoridad reguladora británica prohibió una publicidad por la extrema delgadez de la modelo, a quien se le marcaban las costillas.