Especial
Según un desplegado que publica el Ayuntamiento, Treviño dejó de ser empleado.

Lázaro Treviño, quien fuera el inspector de Alcoholes de Municipio que fue señalado por comerciantes al presuntamente pedir “moches”, fue dado de baja del Gobierno de Saltillo. 

Según un desplegado que publica el Ayuntamiento, Treviño dejó de ser empleado. 

“Por este conducto nos permitimos informar a la comunidad en general que el C. Lázaro Ricardo Treviño Figueroa dejó de ser empleado de este Ayuntamiento (...) no puede ejercer ni se reconocerá cualquier función o compromiso de él a nombre del R. Ayuntamiento de Saltillo”, dice el desplegado. 

Treviño Figueroa había sido señalado por empresarios del sector restaurantero de “gorrear” consumos cuando realizaba visitas de verificación a los comercios. 

Inclusive, la regidora Tomasa Vives denunció que Treviño junto a Guillermo Quintero, titular de la Dirección de Alcoholes, solicitaban dinero a cambio de no suspender comercios. 

La regidora afirmó que comerciantes habían señalado que los funcionarios solicitaban “moches” de entre 30 mil y 50 mil pesos. 

En una entrevista publicada el 3 de agosto, Quintero negó que fueran “gorrones” o pidieran “moches”. Fuentes cercanas al Ayuntamiento no dieron información sobre la razón de la salida del inspector de Alcoholes, ni sobre la fecha en que dejó de pertenecer al equipo de Municipio.