Celebran. El peruano Roca Rey fue ovacionado tras la corrida que fue dedicada a la Virgen. / Especial
El cartel estuvo compuesto por cuatro matadores

CDMX.- Ayer se llevó a cabo la tradicional Corrida Guadalupana en la Monumental Plaza de Toros México.

El cartel estuvo compuesto por cuatro matadores: Morante de la Puebla, Joselito Adame, Sergio Flores y Andrés Roca Rey.

Morante de la Puebla, vestido de carmín y oro, sorteó un Xajay sin movilidad que se quedó corto y ofreció poco; fue pitado y breve con la tizona. El quinto fue rechazado. El 5° bis de Los Encinos sin transmisión, no pudo hacer nada de interés ni calidad al tendido. Pinchó y mató habilidosamente. Se retiró entre división.

Por su parte, Joselito Adame, ataviado de coral y oro, enfrentó un buen y noble toro de Santa Bárbara que fue repetidor por ambos lados; logrando ligarle algunos buenos muletazos y otros un poco atrabancados. Mató de entera atravesada y mas fallas con los aceros que le valieron saludar en él demasiado, siendo imposible meterlo a la muleta. Fue breve al matar y se retiró en silencio.

Sergio Flores, vestido de azul rey y oro, tuvo que sortear un toro complicado que se le mostró difícil y bravo, a lo que el torero echó valor para matarlo. Escuchó un aviso antes de que toro doblara. El séptimo se pegó a tablas y se agarró al piso, solo se defendió. Flores enfrentó un animal que solo salió a defenderse.

Finalmente, el peruano Andrés Roca Rey, ataviado en azul pavo y oro, no terminó por entender al complejo cuarto que fue incierto y nunca surgió acomodo por parte del matador. 

Con información de Agencias