Foto: AP.
La actriz y empresaria mexicana portó en la gala un vestido largo y blanco Gucci de estilo griego de un solo hombro

Tarde pero sin sueño, así llegó Salma Hayek a la entrega 92 de los Premios de la Academia, portando un vestido largo, blanco, de Gucci, con un estilo muy inspirado por la moda de la Grecia clásica.

En su cuenta de Instagram compartió una fotografía luciéndolo antes de partir rumbo al Teatro Dolby en Los Ángeles, donde se están llevando a cabo los premios Oscar, 

Por lo que escribió parece ser que la actriz llegó un poco tarde a la ceremonia, pues escribió “tarde para los Oscars pero ya casi allí”, tanto en inglés como en español, para sus seguidores en ambos lados de la frontera.

El atuendo estuvo coronado por una tiera de plata y joyería en conjunto.