El municipio peor evaluado fue Jiménez

En 2018 los municipios de Saltillo, San Juan de Sabinas y San Buenaventura fueron los ayuntamientos con mejor calificación en armonización contable, contando sus registros de cuentas, de presupuesto y de administración, así como transparentar su información financiera y de cuenta pública, de acuerdo con la Auditoría Superior del Estado (ASEC).

La ASEC realizó una evaluación de la armonización contable de los 38 municipios de Coahuila con base en las Reglas de Operación del Consejo de Armonización Contable y la Auditoría Superior de la Federación.

La evaluación consistió en medir el grado de cumplimiento en cada uno de los cuatro trimestres del año en los rubros de registros contables, registros presupuestarios, registros administrativos, transparencia de la información financiera y cuenta pública, todo el año 2018.

 

“Los municipios alcanzaron mayores calificaciones en los trimestres impares, porque estos tienen un énfasis en transparencia; mientras que los pares, en las obligaciones de registro se mantuvieron encima de la media nacional”, señala la Auditoría.

Los 38 municipios de Coahuila, en cada uno de los 4 trimestres evaluados, obtuvieron porcentajes de cumplimiento de la armonización contable por encima de la media nacional.

Los municipios de mayor cumplimiento en el orden y la disciplina de llevar las cuentas públicas, en ese orden, fueron San Juan de Sabinas, Saltillo y San Buenaventura.

Torreón quedó con apenas 90.19 por ciento, en tanto que Saltillo alcanzó un 93.62 por ciento, también Monclova un 90.23 por ciento, por arriba de Torreón, y Piedras Negras con 92.17 por ciento.

El municipio peor evaluado fue Jiménez con un porcentaje de 58.43 en promedio de los 4 trimestres del 2018.