ALEJANDRO RODRÍGUEZ
Jiménez informó que a raíz de la mala experiencia que tuvo al llegar a la administración saltillense en el tema de la entrega-recepción con quien lo precedió, mandó elaborar un manual

“Los saltillenses hicieron uso del voto útil para contribuir en el triunfo de José María Fraustro de manera contundente e irreversible para beneficio de la capital coahuilense”, dijo el alcalde Manolo Jiménez.

“El día de ayer ganó Saltillo, ganaron ellos (los ciudadanos) porque estoy seguro que se va a seguir velando por los temas más importantes para la gente, se va a seguir cuidando el tema de la seguridad, el tema de los equilibrios del cuidado de la salud con la reactivación económica, los servicios primarios”, dijo.

Añadió que pronto entrará en contacto con Fraustro, a fin de ir definiendo los tiempos de la entrega-recepción.

Jiménez informó que a raíz de la mala experiencia que tuvo al llegar a la administración saltillense en el tema de la entrega-recepción con quien lo precedió, mandó elaborar un manual.

“Se hizo un manual a través de la Contraloría, donde se definen tiempos, qué reuniones se tienen que hacer, cuándo; institucionalizamos un modelo de entrega-recepción para que nunca más en la historia un alcalde electo tenga la problemática que tuvimos nosotros”, agregó.

Sobre el triunfo de Fraustro, dijo que “fueron justamente los ciudadanos, aquellos que ejercieron su voto útil lo que permitieron que nuestro equipo tuviera muy buenos resultados”.

Sobre obras pendientes, recordó que ya se tienen recursos para las obras del Arroyo del Cuatro.

“De las APP’s hay 200 millones que ya están próximos a poderse detonar, todavía faltan unos temas administrativos y también se aprobaron recursos del ISN 2021 que son 130 millones de pesos más, los que podríamos disponer en algunas semanas”, explicó.

“Lo que está deteniendo un poco este proyecto es la autorización definitiva de Conagua, tiene que definirnos algunas cuestiones técnicas del drenaje del Eulalio Gutiérrez, que es parte de este este gran proyecto”, indicó.

Jiménez añadió que en su mayoría los dueños están muy conscientes del tema y hay una mayor disposición de ceder o poder intercambiar sus terrenos

“Son dos o tres vecinas y vecinos (reacias a ceder), que pudieran más que nada estar contaminados con cuestiones políticas. Es un proyecto de miles de millones de pesos que se tienen que ir yendo por etapas”, explicó.