Hoy le entregan la presea Manuel Acuña por su trabajo a favor de la difusión cultural y por su trabajo en la formación del talento operístico del país

Esta noche, la músico Teresa Rodríguez será reconocida con la Presea Manuel Acuña 2016 gracias al esfuerzo realizado desde Artescénica, uno de los encuentros operísticos más importantes de México en el que, además de preparárse los músicos, buscan formar públicos para el género. 

La presea la entrega hoy el Ayuntamiento a través del Instituto Municipal de Cultura en el Museo de la Aves a las 20:00 horas; para celebrarlo la Camerata de Coahuila ofrecerá un concierto en el que la maestra Teresa dirigirá un par de piezas.

Sobre el dictamen, Rodríguez aseguró que le da mucho gusto, “es un honor que la gente de donde yo nací me reconozca, y aunque dicen que nadie es profeta de su tierra la verdad es que sí he podido hacer muchas cosas en la mía y me da mucho gusto”. 

A los 16 años Teresa se fue a estudiar en el Conservatorio de Música en la Ciudad de México, de ahí siguió preparándose en París y en Nueva York.

“No sé qué nos pasa a los saltillenses que tenemos un orgullo extraño de decir, ¡es que soy de Saltillo! Supongo que ese amor lo heredé desde que nací porque mis padres, mis abuelos, mis bisabuelos y mis tatarabuelos son del desierto y me heredaron ese amor por el lugar en el que nací”, asegura Rodríguez al recordar que estando en Francia este espíritu la hizo tomar la decisión de acercar a Saltillo a todas las personas que había tenido la oportunidad de conocer. 

“Afortunadamente mis papás eran muy abiertos y para ellos eso no representó ningún conflicto pero, sí era algo muy muy sofisticado tan así que por ahí a mis amigas les decían: ‘no se junten con las Rodríguez o con Teresa porque quién sabe’, ¡éramos un peligro!” recordó entre risas.

Esta libertad estuvo muy marcada por el movimiento hippie, su admiración por Janis Joplin o Led Zeppelin e incluso la oportunidad que tuvo de conocer a Frank Zappa cuando ingresó al Conservatorio la acercó a la ópera y la música clásica.

“Mis hermanas y yo éramos muy aventadas, mis papás nunca nos transmitieron miedo para lo que hacíamos, éramos unas suertudas, la verdad es que yo no tenía idea de qué iba a hacer con la música, solo sabía que mis pasiones eran el volleyball y la música: con el voley llegué a las nacionales y en la música hasta dónde estoy hoy”.

En contraste asegura que hoy es más conservadora, con una carrera musical muy romántica que se ha desplazado entre las composiciones de los siglos XVII, XVIII, y XIX, pero no pierde su pasión juvenil. 

“Cada quien debe hacer lo que quiera mientras no interfiera con la vida de otros. Me gusta mucho apoyar a los movimientos nuevos y aunque en realidad tengo poco contacto con la música contemporánea, me encanta trabajar con gente joven, con ideas nuevas y que me hagan ver la música de otra manera”. finalizó. 

Mabel Garza Blackaller - Directora del IMC
> “Pertenece a una de las primeras generaciones de mujeres que salieron a estudiar fuera de su ciudad porque no había lo que querían estudiar; es importante destacar cómo aunque, aunque quizá sería más sencillo para los cantantes que el encuentro fuera en México y ha estudiado en París y Nueva York la jala el amor a su tierra y siempre ha tenido puestos los ojos en Saltillo”.

Sergio Castillo Lara - Promotor Cultural
> “Si bien no radica en Saltillo su trabajo como coach vocal y músico lo hace en Saltillo y a lo largo de 15 años ha conseguido posicionar a la ciudad donde está el encuentro más importante de estudiantes de ópera de México, tanto así que ya se están replicando este tipo de eventos en otras partes. Creo que la presea debería retomar el premiar a literatos locales, tuvo cambios que no sé cuándo sucedieron y está bien, no había uno como tal a nivel local”. 

Magolo Cárdenas - Escritora
> “Creo que es una persona muy merecedora de una presea como esta, ella ha hecho mucho trabajo con la formación de públicos y cantantes para ópera. Es una persona que tiene un currículo muy extenso, con conocimientos muy valiosos y estoy muy de acuerdo en que ella obtenga la presea. 
“Me parece un reconocimiento muy valioso, requiere má convocatoria, quizá un formato menos rígido pero es valioso para la comunidad artística de Saltillo”.