Cortocircuito. El fuego se originó en una de las recámaras de la casa; al ver el peligro la mujer sacó a sus padres de la tercera edad. ULISES MARTÍNEZ
Nidia tenía quemaduras de primer grado en el rostro y brazos, por lo que fue llevada al Hospital General para su atención médica

Con ayuda de sus vecinos, una mujer puso a salvo a sus padres de la tercera edad luego de que uno de los cuartos de la casa donde viven en la colonia Magisterio se incendió a causa de un cortocircuito.

Minutos antes de las 12:00 horas, al número de emergencia 911 se recibió el reporte de un incendio de casa habitación en el número 132 de la calle Ardelia Fraustro, en la colonia antes mencionada, movilizándose personal de la Policía Municipal y personal del cuerpo de bomberos.

En el lugar, un grupo de albañiles que se encontraba en una casa adjunta al ver lo que pasaba de inmediato tomaron las cubetas y las llenaron de agua para comenzar a combatir el fuego con ayuda de los policías en lo que arribaban los vulcanos.

Nidia Karina, de 39 años, al ver el peligro, sacó a sus padres Juan y Silvia, adultos mayores a quien logró poner a salvo cuando inició el siniestro.

La mujer intentó regresar a apagar el fuego y con ayuda de los vecinos hicieron el esfuerzo, pero fue inútil.

Fue hasta que llegaron los bomberos a combatir las llamas cuando el fuego pudo ser controlado.

Paramédicos de la Cruz Roja llegaron para atender a Nidia y a sus padres, pero éstos no presentaron lesiones ni intoxicación.

Sin embargo, Nidia tenía quemaduras de primer grado en el rostro y brazos, por lo que fue llevada al Hospital General para su atención médica.