No se ha acreditado ninguna relación de sus colaboradores con el robo, afirma la empresa

Luego de darse a conocer en redes sociales y medios de comunicación el caso de un robo metido en vía pública después de un retiro en una sucursal bancaria de Veracruz, Santander emitió un comunicado. 

En el documento la institución bancaria afirma que su personal "nunca tuvo acceso a equipos celulares o de comunicación en la zona de cajeros". 

En el video que circula en redes sociales reclaman a la cajera de una sucursal de Boca del Río de dar aviso a delincuentes sobre un monto que acababa de ser retirado. Asimismo señalaron un presunto vínculo familiar entre la trabajadora y uno de los asaltantes. 

"En los avances actuales de la investigación no se ha acreditado ninguna relación de nuestros colaboradores con este lamentable suceso, ni parentesco o complicidad con delincuentes, como se ha especulado", agrega la empresa. 

Santander afirma que colaboró en todo momento con las autoridades proporcionando videos, documentos y acompañando a su personal para que rindan las declaraciones correspondientes. 

"Lamentamos la situación que enfrentó el afectado y su familia, y seguiremos aportando todo lo que está a nuestro alcance hasta la conclusión del caso", finaliza la empresa.