Desigual. La batería de Saraperos no tuvo piedad ante el pitcheo universitario de los Tigres. / Marco Medina
22 hits conectaron los jugadores de la Nave Verde.

Los Saraperos tuvieron un choque de pretemporada ante el equipo de los Tigres de la UANL, a quienes vencieron por 17-1 en un duelo en el que el timonel Orlando Sánchez pudo ver en acción a 10 de sus lanzadores.

Mientras los felinos, quienes cuentan con juveniles peloteros de gran nivel, se preparan rumbo a la Universiada Nacional; Saraperos arrancó con los duelos de pretemporada camino a la Campaña 2017 de la LMB.

El encuentro fue de 10 entradas con el objetivo de que el timonel de la Nave Verde pudiera ver a igual número de serpentineros, todos con un inning de labor, iniciando con Santiago Gutiérrez, quien en el primer capítulo logró recetar tres ponches a cambio de una base por bolas y un hit. Le siguió Marco Camarena con par de ponches en la segunda entrada.

Para el tercer rollo Línder Castro, apoyado por su cuadro, se fue sin daño al obligar a roletear a tres de los cuatro bateadores que enfrentó, sólo uno de ellos pudo conectar de hit. 

Vanguardia

Ricardo Verduzco, en el cuarto inning, y Raul Zoe Carrillo, en el quinto, colgaron ceros en el marcador; ambos se apuntaron un ponche. En ese lapso del encuentro, el mánager de los Saraperos movió sus piezas en el terreno de juego y a la ofensiva, la cual ya había sumado 4 rayitas en el primer tercio del encuentro, pero le respondieron en el sexto inning con rally de 5 carreras, sumaron par más en la fatídica y sentenciaron con otra seguidilla de 6 en el noveno para un total de 17 carreras.

En el pitcheo, Luis De La O lanzó el sexto, enfrentando a tres rivales sin daño; César Carrillo, en la séptima, recibió par de hits y golpeó a un bateador, pero salió del problema con un ponche, mientras que la defensiva concretó jugada de doble matanza.

En el octavo, los Tigres se sacudieron la blanqueada ante Rodolfo González, quien dio un pasaporte y permitió sencillo, por lo que Orlando Sánchez aprovechó para mandar jugada con cuadro cerrado, pidiendo al lanzador buscar la rola y así lo consiguió; luego los felinos le conectaron sencillo, el productor de la única carrera de los felinos, pero luego vino un elevado y Rudy salió del problema con un ponche. Esteban Haro en la novena y Tony Peña Jr. en la décima retiraron en órden para finiquitar el juego.