Archivo
El exalcalde confirmó que la Fiscalía Anticorrupción no lo ha citado para ningún aspecto.

La Fiscalía Anticorrupción no ha llamado a Ernesto Saro Boardman para que explique su postura sobre la denuncia que presentó el empresario Héctor Horacio Dávila Rodríguez por presunto peculado por 13 millones de pesos cuando fue Alcalde de Ramos Arizpe en 2003.

En el mes de junio de 2018, Dávila Rodríguez presentó ante la Fiscalía Anticorrupción la denuncia, en la cual como síndico de vigilancia del Municipio de Ramos Arizpe hace mención que presuntamente Saro había invertido recursos públicos en un predio que se convertiría en la Unidad Deportiva Analco, pero el terreno no está escriturado a nombre del Ayuntamiento 15 años después.

Ernesto Saro, exalcalde de Ramos Arizpe, dijo que el terreno está entregado al Municipio desde hace años, pero ya fuera del Ayuntamiento no es su función escriturarlo.

“Ya con la donación hay un acta de Cabildo. Está recibido, yo no tengo por qué escriturarlo. El Municipio es el que lo tiene que escriturar. Incluso está entregado un proyecto de acta en donde damos los antecedentes del predio”, dijo Saro Boardman.

Explicó además que platicó con la alcaldesa Lilia Flores Boardman y se está procediendo a hacer la escrituración.

“Es un predio que son dos partes. Una no se puede escriturar porque es terreno federal. Ahí se entregan los derechos de una concesión que da la Comisión Nacional del Agua, esa la tenía mi hermano Jesús, ya se cede ese derecho al Municipio. Está autorizado para ser una Unidad Deportiva, expresamente lo dice”, dijo Saro.

El exalcalde confirmó que la Fiscalía Anticorrupción no lo ha citado para ningún aspecto.