Agilizarán el intercambio de información sobre declaraciones patrimoniales

Ciudad de México. Sin cifras sobre la dimensión del problema, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Secretaría de la Función Pública (SFP) firmaron un convenio de colaboración para agilizar el intercambio de información sobre declaraciones patrimoniales de los funcionarios públicos, evitar mal uso de recursos públicos y promover el cumplimiento fiscal de proveedores enlistados en Compranet. 

El convenio tiene como antecedente la Reforma Constitucional de mayo de 2015 en combate a la corrupción. En la cual se detalla que a los órganos responsables de investigación y sanciones administrativas no les será aplicable el secreto fiscal.

"La Secretaría de la Función Pública tendrá acceso a información delicada, reservada o confidencial. Incluso aquella que se encuentra amparada por el secreto fiscal", detalló Margarita Ríos Farjat, jefa del SAT.

Las dependencias federales ya cuentan con la facultad de intercambiar este tipo de información, lo que cambia con este acuerdo es la carga burocrática que implicaba. 

Se agiliza la "puerta giratoria", completó Irma Eréndira Sandoval, titular de la SFP. Al tiempo, aseguró que el convenio "será fundamental para que la Función Pública identifique a las empresas que no se conduzcan con probidad". 

Así, la SFP enviará al SAT la información de las declaraciones patrimoniales para que éste las corrobore. Lo mismo con los proveedores de gobierno, en el caso de las empresas listadas en Compranet se vigilará que "cumplan con sus obligaciones fiscales".

Dicho convenio viene luego de que el ex secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, denunciara la cercanía de la jefa del SAT con Alfonso Romo, jefe de la oficina de Presidencia, de quien también reprochó un conflicto de interés al presentar su renuncia.

Hubo cuestionamientos al respecto, pero ambas funcionarias evadieron esta y otras consultas. 

 Irma Eréndira Sandoval aseguró que entre las medidas que lleva a cabo "el gobierno de la cuarta transformación" el énfasis se cuenta en "los delitos financiero son la cara más oscura y onerosa de la corrupción", sostuvo. 

Luego recicló cifras de la administración pasada, al exponer que el lavado de dinero el país se estima entre 20 y 30 mil millones de dólares por año. 

Tanto ella como Ríos Farjat evadieron dar un estimado en cifras sobre la evasión fiscal entre funcionarios. No obstante, la jefa del SAT expuso que sí hay un "diagnostico minucioso" del tena, como lo hubo en el caso de las factureras.