Foto: EFE
El argentino se olvidó de inscribirse, jugó la clasificación y hoy tiene que volver a la pista ante Thiem

El argentino Diego Schwartzman debutó este lunes con victoria en el Trofeo Conde de Godó ante el japonés Yoshihito Nishioka, que lo mantuvo en pista durante 2 horas y 20 minutos y al que superó por 4-6, 6-4 y 6-2.

Tras la conclusión del partido, Schwartzman se quejó de tener que jugar de nuevo hoy martes, después de acceder al cuadro grande del torneo procedente de la fase previa. Más cuando tendrá que pelear su continuidad en la competición ante la quinta raqueta mundial y tercer cabeza de serie del torneo, el austríaco Dominic Thiem.

El tenista sudamericano es el 25 del mundo, pero se vio obligado a disputar la previa el pasado fin de semana porque se olvidó de inscribirse en el cuadro grande del Godó y, cuando se dio cuenta, ya no había invitaciones para él.

“Siempre me anota mi equipo en los torneos, pero se olvidaron y también es un error mío, porque no lo chequeé. Después tuve la mala suerte de que muchos ‘top’ perdieron rápido en Montecarlo y querían jugar esta semana acá y se agotaron toda las ‘wild card”, explicó a la conclusión del partido.

Thiem le ha ganado tres veces de cinco enfrentamientos, pero las dos últimas cayeron del lado del argentino. “Dominic y yo somos muy amigos. Es uno de los tres o cuatro mejores sobre polvo de ladrillo, hoy por hoy, y voy a tener que descansar muy bien y estar enfocado y concentrado para tener una oportunidad”, destacó.

Precisamente la falta de descanso es de lo que se queja Schwartzman que, por culpa de la previa y un orden de juego que, según él, “es una vergüenza”, encadenará nueve partido sin descanso desde Montecarlo.