El reconocido cineasta Martin Scorsese dijo que el cine de superhéroes no es cine de verdad y los fans se le fueron a la yugular y ahora tocó el turno a Robert Downey Jr.

El primero en lanzar el dardo sobre el cine de superhéroes fue Scorsese quien en una entrevista aseguró: "No las veo. Lo intenté, ¿sabes? Pero eso no es cine. Honestamente, lo más cerca que puedo pensar de ellas, con todo lo bien hechas que están, con los actores haciendo lo mejor que pueden bajo esas circunstancias, son los parques temáticos. No es el cine de seres humanos tratando de transmitir experiencias emocionales y psicológicas a otro ser humano", argumentó.

La oleada de reacciones no se hicieron esperar, como la del director James Gunn, quien es es más conocido por haber dirigido la adaptación cinematográfica del cómic de Marvel Guardianes de la Galaxia y su secuela Guardianes de la Galaxia Vol. 2. James recordó que el propio Scorsese fue duramente cuestionado en 1988 cuando algunos sectores de la sociedad llamaron a boicotear su película "La última tentación de Cristo".   “No estoy diciendo que el fanatismo religioso es igual que [una persona que] no le gusta mis películas, ni que esté en la misma categoría. Lo que quiero decir es que no me gusta que las personas juzguen cosas sin verlas, ya sea una película de Cristo o un género”, mencionó.

Pero ahora tocó el turno, en el programa de Howard Stern, a Robert Downey Jr. pronunciarse al respecto: "Te diré la verdad, no esperaba que el MCU se convirtiese en lo que es ahora, una hidra gigante con muchas cabezas. Siempre he tenido otros intereses y, de acuerdo a Scorsese, esto no es cine, así tendré que mirar más allá. ¿No crees?", dijo con ironía.

Scorsese comparó las películas de Marvel con "parques de atracciones" y Downey dio una réplica elegante: "Es su opinión. En fin, las ponen en los cines. Agradezco su opinión porque considero que, como todo en la vida, necesitamos todas las perspectivas posibles para poder concentrarnos y seguir hacia delante. No me ofende porque no tiene sentido, sería como decir que Howard Stern no hace radio".

Cuando los fans calificaron a Scorsese de envidioso Downey lo defendió: "Por supuesto que no, es Martin Scorsese. Eso sí, queda mucho que decir sobre cómo estas películas de género -y estoy contento de ser parte del 'problema', si es que lo hay- denigraban el aspecto artístico del cine. Cuando vienes cual bestia pisando fuerte y eliminando a la competencia de una forma tan evidente es fenomenal".