Satélite Morelos 3 de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Foto: Especial
El programa impulsará un programa integral de alcance nacional que atienda las necesidades de información que favorezcan la transformación digital de México

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) aprobó el Programa Institucional de la Agencia Espacial Mexicana, denominado Programa Nacional de Actividades Espaciales 2020-2024, con el objetivo de identificar las perspectivas y promover el desarrollo de infraestructura espacial de telecomunicaciones, navegación, posicionamiento global y sus aplicaciones en el país. 

En un acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación informó que impulsará un programa integral de alcance nacional para la observación de la Tierra, que atienda las necesidades de información que favorezcan la transformación digital y la oferta de servicios para contribuir al bienestar, la inclusión social y desarrollo económico. 

El reto que enfrentará la Agencia Espacial Mexicana será diseñar una política pública y actualizar el marco normativo para incorporar en sus lineamientos el avance científico y tecnológico de los últimos 8 años y generar un ambiente propicio para atraer la inversión y diseñar nuevos esquemas de financiamiento para fortalecer el crecimiento del sector. 

México ha sido principalmente un consumidor de tecnologías y aplicaciones espaciales ya que el desarrollo de la capacidad espacial nacional ha sido obstaculizado por la necesidad intensiva de capital del sector espacial y la falta de coordinación entre los sectores de investigación, gobierno y sector privado para hacer un esfuerzo colectivo.

Aunado que el recurso presupuestal destinado a las actividades espaciales en México es poco significativo. En sus 10 años de existencia, el presupuesto de la AEM nunca ha superado los 100 millones de pesos. Estas dificultades deben superarse dado el valor estratégico del sector espacial en el avance de la agenda económica, política, ambiental y social del país. 

Con este programa se generarán las condiciones para iniciar una nueva etapa en la que los intereses de las empresas privadas por participar directamente en el sector promuevan la consolidación de empresas establecidas y apoyen el surgimiento de nuevas empresas. 

(Tomado de Milenio)